Opinión

Sobre el bachillerato

Actualizado el 09 de septiembre de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Sobre el bachillerato

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El bachillerato es la prueba que permite evaluar y acreditar los conocimientos que los estudiantes (idealmente) adquieren en secundaria. Sin esta prueba, cada colegio emitiría un certificado de conclusión de estudios de secundaria según sus criterios particulares, y sabemos que eso se presta a errores y engaños.

El tema ha sido estudiado y discutido por expertos nacionales e internacionales. Si se quiere garantizar una educación válida para todos los estudiantes, debe existir una sola e idéntica prueba (bachillerato) que acredite los estudios de secundaria, cuyo contenido debe revisarse periódicamente, pues el contexto de los seres humanos cambia permanentemente al ritmo de la cultura, la ciencia y tecnología, las destrezas necesarias y hasta los valores.

Sobre la necesidad de universalizar la enseñanza secundaria ha habido consenso, después de discusiones expertas, que aseguran que cuanto más conocimiento y escolaridad tiene una persona, mayor capacidad posee para desenvolverse en la vida y mejor contribuirá a que la sociedad tenga mayor desarrollo y calidad de vida. Por eso luchamos para que los estudios de secundaria estén disponibles para todos los costarricenses y no exclusivamente para la gente rica. No podemos tener, ni queremos que haya personas de primera y personas de segunda, por falta de oportunidades para estudiar.

Las anteriores premisas son el fundamento de los ingentes esfuerzos que hace el país para que los adolescentes permanezcan en el sistema educativo toda la secundaria y la culminen con la acreditación de sus conocimientos mediante el bachillerato. Para esto financiamos becas con nuestros impuestos.

Sorprendente. Nos sorprenden las manifestaciones de don Johnny Araya, candidato presidencial, sobre su intención de eliminar el bachillerato durante su primer año de gobierno, pues pareciera ignorar toda la experiencia que sobre el tema tiene el país. Y aparentemente sin discutir con expertos sobre uno de los temas más importantes de la vida nacional, en el contexto de una reunión de campaña política con educadores, afirma que, “de ganar las elecciones, las pruebas de bachillerato dejarían de ser requisito para finalizar la educación secundaria y serían una obligación solo para estudiantes con intención de ir a la universidad”.

No está clara la noticia, pero parece que está pensando eliminar la prueba que acredita los conocimientos porque, según él, “el bachillerato constituye un cuello de botella para los estudiantes”. Puede ser cierto que el bachillerato sea un cuello de botella, pues algunos estudiantes no adquieren los conocimientos necesarios para acreditarlos mediante la prueba de bachillerato. Sin embargo, la eliminación de esta prueba beneficiará precisamente a los profesores que no enseñan bien su materia, cuyos estudiantes terminan su secundaria mal preparados. Si los profesores enseñaran bien, el bachillerato no sería un cuello de botella. Es evidente que debería evaluarse a los profesores, pero esto requeriría muchísima buena voluntad de parte de ellos y también de los políticos que utilizan a menudo al Ministerio de Educación para colocar su clientela.

PUBLICIDAD

Añade el candidato: “Para decirle algo, un policía de la Municipalidad de San José necesita bachillerato (?), un guardaparques necesita bachillerato(?). Hay una gran cantidad de oficios y de ocupaciones a los que se les exige bachillerato, y que no se verían afectados con que el estudiante tenga (únicamente) un certificado de estudios secundarios”.

No queda claro si el candidato está diciendo que para los policías y los guardaparques, y seguramente para los peones y obreros, no se requiere demostrar que se tienen conocimientos ni destrezas. Esto puede ser cierto, pero pone la carreta antes de los bueyes: para ser peón, quizás no sea indispensable conocer y aplicar el teorema de Pitágoras, pero, si la persona tuviera el bachillerato, no tendría que ser peón u obrero poco calificado. Podría serlo si quiere, aun con bachillerato, pero su rendimiento y disfrute sería totalmente distinto.

Estudios de calidad. En Costa Rica, necesitamos estudios de calidad y para todos. Y, desde luego, son muchos los temas que deben discutirse en la era de la comunicación universal y las tecnologías de información. No podemos dejar sin oportunidades a los estudiantes, solo porque en tiempo de campaña se promete a un gremio eliminarle dificultades, lo cual tendrá como resultado un menor nivel para algunos, aumentando con esto la brecha social que queremos eliminar.

Solicito a los candidatos no hacer promesas que luego no podrán cumplir, a menos que las discutamos democráticamente.

  • Comparta este artículo
Opinión

Sobre el bachillerato

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota