Opinión

La apuesta por una economía basada en el conocimiento

Actualizado el 11 de octubre de 2012 a las 12:00 am

¿Cómo hacemos sostenible nuestro crecimiento basado en el conocimiento?

Opinión

La apuesta por una economía basada en el conocimiento

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Para ello es necesario que el país incremente la cantidad de jóvenes formados en áreas técnicas, científicas y tecnológicas, que son la base de los sectores productivos de avanzada.

Este capital humano permite aumentar la competitividad del país, como una herramienta de atracción de inversión y desarrollo de innovaciones.

En los últimos 10 años nuestro país ha experimentado un incremento del 474% en el desarrollo de compañías especializadas en dispositivos médicos.

El crecimiento está asociado al talento humano, pues somos el segundo el país latinoamericano en disponibilidad de ingenieros y científicos según el Foro Económico Mundial.

Sin embargo, el país requiere más profesionales altamente calificados, el desarrollo de innovaciones nacionales y la curiosidad y creatividad de nuestro talento humano.

Perfiles profesionales más calificados tienen mayor empleabilidad, mayor salario, y a su vez generan mayores ingresos al presupuesto nacional por tributación directa e indirecta.

La pregunta es: ¿cómo hacemos sostenible nuestro crecimiento basado en el conocimiento? Requerimos hoy, más que nunca, que nuestros científicos y tecnólogos comuniquen y fomenten las vocaciones por la ciencia y la tecnología. La Costa Rica de hoy es el resultado de científicos que, como Clodomiro Picado, lucharon por trascender y transmitir su conocimiento y pasión. Este año, en el Ministerio de Ciencia y Tecnología invertimos más de ¢100 millones en la ferias científicas regionales con presupuesto directo de la Dirección de Fomento del Ministerio.

Logramos la impresión de 5000 manuales y la incorporación de un diseño gráfico que unifica el Programa de Ferias Científicas como una estrategia país. Invertimos 8 millones en la Feria Científica Nacional y 10 millones en la ExpoIngeniería con presupuesto Micit-Conicit. El costo real es mayor, pues la UCR y la educación técnica duplican estos montos.

Las ferias científicas, sin embargo, son más costosas de lo que hemos invertido del presupuesto del Micit.

Patrocinadores, el apoyo de las universidades, las horas de lo padres de familia y profesores, el trabajo arduo de los organizadores en cada centro educativo y el apoyo en infraestructura del MEP, no tiene precio.

Los ganadores de la Feria participan internacionalmente, gracias al apoyo del Micit y de Intel. Esta selección de jóvenes comparten con 1.500 jóvenes estudiantes que representan a 68 países y son un orgullo nacional, pues logran medallas y triunfos que son tan escasos en áreas de competición no académicas. El Micit no solo ha hecho estas inversiones, sino que cuenta ahora, con una plataforma de aprendizaje y promoción de vocaciones: www.talentojoven.go.cr.

PUBLICIDAD

Pero esto no es suficiente, es claro que requerimos más recursos y acciones, pero es vital que los padres, amigos y ciudadanos apoyemos a estos jóvenes y les brindemos el lugar que se merecen como verdaderos héroes y futuros ingenieros.

Más aún, que no subestimemos a nuestros jóvenes ni mucho menos su talento.

Alejandro Hernández Director de Fomento a la Ciencia y Tecnología, MICIT

  • Comparta este artículo
Opinión

La apuesta por una economía basada en el conocimiento

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota