Opinión

El aporte privado también cuenta

Actualizado el 25 de abril de 2013 a las 12:00 am

La Ucimed quiere contribuir en la formación de médicos especialistas

Opinión

El aporte privado también cuenta

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La Universidad de Ciencias Médicas (Ucimed) está de plácemes: celebra 35 años de contribuir a la formación de médicos en nuestro país. Desde su creación como Escuela Autónoma de Ciencias Médicas de Centro América, hoy conocida como la Ucimed, ha formado más de 4.000 médicos, siendo que el 50% de los médicos practicantes del país son graduados de esta universidad.

Ucimed nació como alternativa académica a la Universidad de Costa Rica (UCR), en respuesta a la necesidad de formar médicos de excelencia. No ha sido nada fácil llegar donde está la Ucimed hoy en día, ni es fácil mantenerse, pero lo hacemos por convicción y porque el país lo necesita. Ucimed quisiera hacer más por el país, si tan solo contara con apoyo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y del Gobierno en general.

La Ucimed es una fundación sin fines de lucro, cuyo objetivo es la formación de profesionales en Ciencias de la Salud (médicos, farmacéuticos, nutricionistas, fisioterapistas y microbiólogos). Como ente privado de educación superior, la Ucimed no recibe subsidios del Estado –tampoco los está pidiendo–, pero para alcanzar sus objetivos requiere de recursos financieros, más allá de los ingresos por matrícula, que le permitan, por una parte, cubrir sus costos de operación y, por otra parte, mantener, mejorar y modernizar sus instalaciones, laboratorios y equipos para la docencia con los más altos estándares de calidad, con un profesorado comprometido y muy bien remunerado.

Para diversificar e incrementar sus ingresos, incluso para hacer posible reducir el monto de la matrícula –haciendo más accesible la universidad a estudiantes de menores recursos– la Ucimed ha incursionado en otras actividades, tales como la revisión de protocolos médicos en un comité ético-científico, y más recientemente, en el campo de la investigación clínica.

Sin embargo, ya llevamos tres años esperando la aprobación de una ley en la Asamblea Legislativa que regule la actividad de la investigación biomédica, lo que impide que en el país se pueda desarrollar esa actividad.

El otro tema en el que la Ucimed quiere contribuir, pero no la dejan, es en la formación de médicos especialistas en los hospitales de la CCSS.

PUBLICIDAD

Actualmente, la Ucimed solo puede formar médicos generales, y todo médico general recién graduado debe concursar por una de las insuficientes 175 plazas que acepta el sistema de la CCSS anualmente para especialidades, impartidas únicamente por la UCR. No ha sido posible en los últimos diez años lograr un acuerdo con la CCSS para que las universidades privadas puedan formar especialistas, porque la CCSS atiende, con más prontitud, las presiones de los sindicatos profesionales de médicos que no quieren competencia, que las necesidades de la población costarricense.

Es absolutamente injusto que ante la evidente carencia de especialistas en el país, la CCSS niegue a jóvenes profesionales médicos la oportunidad de desarrollarse, pagando la sociedad costarricense el costo de esa actitud inexplicable. En palabras del Dr. Édgar Mohs, Costa Rica es un país que “ (' ) ya superó los paradigmas de las enfermedades carenciales o nutricionales, ya superó el paradigma de las enfermedades infecciosas, y hoy enfrenta el paradigma de las enfermedades crónicas”. La atención de las enfermedades crónicas requiere más, no menos especialistas.

Sí habría médicos especialistas suficientes si se le permitiera a la Ucimed formarlos, pues la Ucimed tiene la capacidad y la voluntad de hacerlo, pues además cuenta con su carrera de Medicina reacreditada por el Sistema Nacional de Acreditación (Sinaes).

La Ucimed nació como una alternativa a la universidad pública y hoy en día es ya una institución que cumple una importante función en nuestra sociedad, siendo responsable de la formación de la mitad de los médicos del país. Lo hemos hecho bien y lo seguiremos haciendo, a la vez que seguiremos luchando para que se nos permita hacer investigación, así como formar médicos especialistas en el sistema nacional de la seguridad social.

  • Comparta este artículo
Opinión

El aporte privado también cuenta

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota