Según la Cepal, el petróleo en América Latina se produce por debajo de los $10 el barril

 2 octubre, 2015

El reciente planteamiento de varias personas de romper el monopolio de Recope, para la importación, la refinación y la distribución a granel de los derivados del petróleo, se basa en la creencia de que con esta medida los combustibles bajarían significativamente.

La propuesta nace de la expectativa que tienen los costarricenses de que si el petróleo bajó de $100 a $50 el barril, el precio de los combustibles deberían caer a la mitad.

La realidad es que al tipo de cambio actual, los $50 equivalen a ¢170 por litro, entonces, ¿por qué la gasolina nos cuesta ¢540?

Puesto que Recope no refina, debe importar gasolina y no petróleo, y por ello debe pagar ¢210 por litro. En otras palabras, carecer de una refinería eficiente aumenta el costo del litro en ¢40.

Los ¢210 deben sumárseles a los ¢235 del impuesto único a los combustibles, que se paga por litro importado, independientemente de si lo trae Recope o las empresas privadas.

Por lo anterior, el costo con impuestos de la gasolina puesta en Moín es de ¢445 por litro.

Ahora bien, tomando en cuenta que la Aresep les reconoce ¢56 por litro a las gasolineras y transportistas por llevar el combustible desde los planteles de Recope hasta los tanques de los automóviles, cualquier empresa tendrá un costo de ¢501 por litro.

Como el precio actual es de ¢540, le quedará un margen de menos de ¢40 para cubrir transporte, electricidad, costos administrativos, control de calidad, seguros, depreciación, inversiones y la utilidad de los inversionistas.

Opción Toda la planilla de Recope, incluidos cargas sociales, privilegios, convención colectiva, anualidades, etc., representa ¢15 por litro, de acuerdo con los datos del presupuesto ejecutado por la institución y el volumen de ventas en el 2014.

Para un importador privado el costo fijo sería, al menos, de ¢25 al incorporar los gastos que no dependen del personal de Recope.

En resumen, aun si se rompiera el monopolio, sería muy difícil que el precio de la gasolina disminuya; en cambio, de acuerdo con la Cepal, el petróleo en América Latina se produce por debajo de los $10 el barril, por lo cual, sumando $10 por barril como costo de refinación, la gasolina producida a partir de petróleo nacional sería de apenas $68 por litro.

En otras palabras, no existe garantía de que la apertura del monopolio de Recope reduzca sustancialmente el precio de la gasolina, pero si le exigimos a la institución hacer lo que hace toda empresa petrolera estatal, producir y refinar el petróleo nacional, bajaríamos el precio al menos en ¢140 por litro.

Carlos Roldán es investigador del TEC.