Opinión

70 años de la Ande

Actualizado el 08 de octubre de 2012 a las 12:00 am

Opinión

70 años de la Ande

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Al celebrar es este año el 70 aniversario de la creación de la ANDE y precisamente en el mes de octubre, un tema del que me remozo y me place remembrar, es el de los sacrificios y vicisitudes que vivieron los/as educadores/as para crear una organización que luchara por condiciones laborales óptimas y velara por el respeto a los derechos de los docentes.

¿Puede el cuerpo docente desconocer la transformación lograda en las condiciones laborales de la docencia a partir de la creación de la ANDE? Personas que pusieron en riesgo su trabajo, fueron perseguidas, despedidas y hasta encarceladas, mantuvieron la lucha para crear la ANDE, la cual vendría a darles condiciones necesarias y justas para ejercer la profesión: estabilidad laboral, remuneraciones dignas, posicionamiento social, instituciones de auxilio, protección económica y social, formación y, desde luego, mejoras en las condiciones de trabajo.

Como hijo de una maestra pensionada –que hoy de Dios goza–, no puedo olvidar la palabras de mi madre cuando a finales de los años 70 me decía que yo era un privilegiado pues estaba iniciando labores docentes con una serie de beneficios que ella no tuvo cuando empezó a laborar. Esas conversaciones no solo me permitieron conocer las condiciones del profesorado en esos años, sino también tomar conciencia de la necesidad de agremiarme.

Un(a) docente no puede pertenecer a un gremio de la educación sin saber que las condiciones que hoy tenemos son el resultado de luchas, lágrimas y hasta sangre de las décadas de los años 30 y 40..., que nada ha sido fácil.

En los años 80, descubrí que había otra forma, no solo para agradecer por lo que profesionalmente gozaba, sino para ser defendido de las amenazas constantes, además de que todavía hay muchas cosas que mejorar tanto en la educación costarricense como en las condiciones laborales. Esa forma era la de pertenecer a la estructura que la ANDE poseía: la Filial Básica (estructura de la organización), la Filial Regional (estructura intermedia), la Directiva Central (estructura superior) y el Congreso, como la máxima autoridad.

Es por eso el llamado a las nuevas generaciones de educadores y educadoras para participar y fortalecer las estructuras de esta organización, la única forma de levantar la bandera en defensa de la educación pública de calidad y de mejorar las condiciones laborales para el Magisterio Nacional, ya que las amenazas no solo son constantes, sino severas contra el sector público.

PUBLICIDAD

El 24 de este mes, en que celebramos los 70 años de esta gran organización, no podemos dejar de resaltar el agradecimiento profundo para todos/as los/as dirigentes que hoy reconocemos como héroes y heroínas del profesorado costarricense. Debemos seguir sus pasos y su compromiso.

  • Comparta este artículo
Opinión

70 años de la Ande

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota