Opinión

El alto costo de la electricidad en Costa Rica

Actualizado el 19 de agosto de 2014 a las 12:00 am

Opinión

El alto costo de la electricidad en Costa Rica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El tema del alto costo de las tarifas eléctricas en Costa Rica ha tomado gran relevancia en la actualidad.

Hace apenas unos ocho años, Costa Rica tenía tarifas similares a los países más competitivos, como Estados Unidos, y los precios eran casi la mitad de los de Centroamérica. Hoy el país es tres veces más caro que Estados Unidos, y los costos son similares y hasta más altos que los del Istmo.

El crecimiento de los precios representa una carga muy importante para los consumidores de tarifa general y residencial (especialmente a las familias de menor ingreso). Sin embargo, para el sector industrial el impacto es sumamente importante y afecta su competitividad, pues la energía eléctrica representa más de 50% de la energía que consume. Encuestas de la Cámara de Industrias reflejan el costo de la energía eléctrica como el principal factor de pérdida de competitividad de las empresas industriales.

Es por esto que es imperante actuar en el corto plazo con medidas que vengan a contener el crecimiento exponencial de las tarifas, pero, sobre todo, con la búsqueda de soluciones estructurales, las cuales deben empezar a implementarse de inmediato para que tengan impacto en el mediano y largo plazo. Dado la coyuntura actual, el peligro está en que, como es usual en el país, se pongan unos ”parches“ y se dejen para después las decisiones estratégicas.

Algunas de estas medidas se relacionan con mejoras operativas al sector eléctrico estatal, mientras que otras promueven aprovechar los recursos o la capacidad instalada de manera más eficiente, como la implementación de la tarifa horaria obligatoria sobre cierto nivel de consumo o un mejor aprovechamiento de la capacidad instalada de generación del sector privado.

En la actualidad, la generación térmica, que originalmente se utilizaba para suplir la energía requerida en los momentos “pico”, se ha convertido en una proporción relevante de la matriz energética nacional. Tomando en cuenta que los impuestos a los hidrocarburos son los más altos de la región, es razonable promover la reducción de los aranceles al búnker o al diesel que se utiliza para la generación térmica.

Se debe además incluir la visión de cuál es la perspectiva que más le conviene al país acerca del rol que deben tener las empresas estatales del sector eléctrico. No se puede desconocer que cada día son más complejos los procesos de toma de decisión. Por ejemplo, antes el ICE decidía hacer una planta hidroeléctrica sin mayor cuestionamiento. Hoy en día existen diversos sectores, y algunos inclusive no alcanzan a ver más allá de su realidad o entorno inmediato y se oponen ad portas a muchas iniciativas, que en el balance total son de beneficio para el país y tienen un impacto positivo para la sociedad como un todo.

Es por esto que, para un problema tan complejo y de tanta trascendencia para el desarrollo nacional, es necesario redefinir la estrategia de largo plazo, que inevitablemente debe ser liderada al más alto nivel por el Gobierno de la República.

Entre los grandes temas que se deben tratar, están los vinculados a las fuentes de energía renovables, como la explotación de la geotermia en parques nacionales, así como la exploración y eventual explotación del gas natural. Finalmente, también debe verse la participación del sector privado en la generación eléctrica, que puede tener un gran aporte, sin afectar temas como la universalidad del servicio, ya que esto depende de las áreas de transmisión y distribución que el ICE controla.

Tenemos la oportunidad de cambiar el rumbo actual de las cosas y volver a convertir Costa Rica en un ejemplo de sostenibilidad y competitividad. Pero se debe contar con el liderazgo que lleve adelante las propuestas que más le convienen al país, por encima de los intereses de algunos pocos. De ahí que la pregunta de fondo para el desarrollo de un “plan país” sea: ¿Cómo regresar a los niveles de competitividad que gozaba Costa Rica hasta hace pocos años, utilizando fuentes autóctonas adecuadas para la nueva realidad climática y mejorando así el impacto ambiental como un todo?

Sergio Capón Brenes, coordinador de la Comisión de Energía de la Cámara de Industrias.

  • Comparta este artículo
Opinión

El alto costo de la electricidad en Costa Rica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota