Opinión

La acreditación a todos nos conviene

Actualizado el 26 de julio de 2013 a las 12:00 am

Opinión

La acreditación a todos nos conviene

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En el mundo, los países que se precian de contar con una educación superior de calidad establecen estrategias y mecanismos de evaluación y control para garantizar que los estándares aplicados en la formación de los futuros profesionales realmente sean óptimos. Esa supervisión es realizada por organismos especializados y desarrollados exclusivamente para ese propósito.

En Costa Rica se ha desatado en las últimas semanas una fuerte discusión acerca de la conveniencia o no de que exista una entidad oficial y creada por ley, que certifique la calidad de las universidades. El debate es válido así como el análisis a fondo de los pros y contras de la acreditación.

En la UCIMED consideramos que las universidades necesitamos, sin lugar a duda, de una institución local que nos evalúe y nos retroalimente de manera permanente sobre las oportunidades de mejora.

Los padres de familia y los propios jóvenes necesitan contar con el apoyo de una entidad que los oriente sobre la calidad académica que van a recibir y, más aún, el país entero necesita asegurarse de que los nuevos profesionales tengan la capacidad para desempeñarse con éxito en la sociedad de la información y el conocimiento, porque recibieron una formación basada en la excelencia.

Actualmente, en nuestro país sólo existe una institución reconocida por el Estado para otorgar acreditaciones a las carreras de las universidades públicas y privadas: el Sistema Nacional de Acreditación de la Educación Superior (SINAES), institución que nos motiva e impulsa a las universidades para implementar las mejores prácticas educativas y hace que la mejora contínua y la búsqueda de la excelencia nunca se detengan y más bien se conviertan en un compromiso constante.

La acreditación tiene un alto costo básicamente por el tiempo que dedica la comunidad universitaria a mejorar sus planes de estudio, mantener un profesorado de alta calidad y por la necesidad de hacer grandes inversiones en equipo e infraestructura. En nuestra institución, una institución privada, sin fines de lucro y sin apoyo económico estatal, eso significa un gran esfuerzo, pero lo hacemos porque la excelencia académica no es negociable. Siempre hemos querido que nuestros graduandos sean signo de calidad en su formación profesional y de valores, de lo cual nos sentimos muy orgullosos.

PUBLICIDAD

Si bien la acreditación es el resultado de un largo y difícil proceso, vale la pena cualquier esfuerzo por obtenerla, pues marca pautas, da mayor confianza y obliga a invertir de manera seria y responsable en la educación costarricense, algo que a todos nos debe inspirar y comprometer.

En la Universidad de Ciencias Médicas hemos creído siempre en la acreditación. Por eso contamos con dos carreras acreditadas: Medicina y Farmacia. Trabajamos actualmente en su reacreditación y en cuanto cumplamos los requisitos necesarios, haremos lo propio para que la totalidad de nuestras carreras tengan esa condición.

En UCIMED vemos la acreditación como una condición fundamental para seguir siendo competitivos. La acreditación del SINAES es un sello de calidad.

Desde que nuestros estudiantes inician su proceso de formación, intentamos inculcarles la importancia de la acreditación y motivarlos para que vean en ese esfuerzo adicional, en esa milla extra que deben recorrer, la recompensa de una preparación mucho más sólida y reconocida por los empleadores.

Debe haber una mayor interacción entre las universidades y el SINAES con el fin de garantizar una mejor educación pública y privada. El camino hacia la mejora de la calidad debemos recorrerlo juntos, apoyarnos y comprometernos todos.

  • Comparta este artículo
Opinión

La acreditación a todos nos conviene

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota