10 febrero, 2016

Con respecto a la información publicada el 4 de febrero, en la página 3A, bajo el título “Puñales y balas siguen de cerca los fumigadores”, aclaramos que, en efecto, se presentó una agresión en Barranca, Puntarenas; sin embargo, las circunstancias son distintas a las narradas en la publicación.

La Fuerza Publica atendió la situación y la persona víctima de la agresión no quiso presentar la denuncia correspondiente. Sí se le recibió un informe policial para efectos de informar al Ministerio Público.

Los motivos de la agresión son investigados y, en principio, no tendrían relación con un asalto u otro delito contra la propiedad.

Producto de ese hecho inicial se desató otro ataque contra familiares del agresor, y la Fuerza Pública detuvo a dos personas que fueron presentadas a la Fiscalía de Flagrancia por amenazas agravadas; cabe indicar que uno de los detenidos es un trabajador contratado por el Ministerio de Salud para dicha actividad.

La persona que agredió al primer trabajador se presentó a la delegación policial y manifestó que fue a reclamarle unas cuentas pendientes y que nunca intentó asaltarlo.

La Fuerza Pública mantiene estrictas coordinaciones con la Dirección Regional del Ministerio de Salud y, a la fecha, no hay ningún incidente reportado en relación con hechos delictivos, durante estas fumigaciones, así lo confirmó el director regional de la Fuerza Pública en Puntarenas, comisionado Juan Carlos Arias.

Jesús Ureña Mena

Subjefe Oficina de Relaciones Públicas y Prensa