Opinión

Zonas urbanas: disminución de las coberturas con agua

Actualizado el 21 de julio de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Zonas urbanas: disminución de las coberturas con agua

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El reciente “Informe 2014 OMS/UNICEF: progresos sobre el agua potable y saneamiento” aporta datos y conclusiones sobre los avances en la meta 10 de los “Objetivos de desarrollo del milenio” (ODM7).

Esta meta consiste en reducir a la mitad la proporción de personas sin acceso sostenible al agua potable y a servicios básicos de saneamiento para el 2015, con respecto a 1990.

El Programa Conjunto de Monitoreo (PCM) estableció el nuevo concepto de “fuentes de agua potable mejoradas” (FAPM), con el propósito de medir los avances en agua potable mediante la aplicación de esta iniciativa.

Una fuente de agua potable mejorada es aquella que, por el tipo de construcción, protege apropiadamente el agua de la contaminación exterior, en particular de la materia fecal; comprende el acceso a agua por cañería intradomiciliar o en el patio, pileta pública, pozo o naciente a un kilómetro de la vivienda, e incluso la recolección de agua de lluvia. Este concepto no toma en cuenta la calidad del agua ni la calidad del servicio (cantidad, continuidad, calidad, cobertura y costos).

En el marco de este débil concepto, a nivel mundial se han observado “grandes avances”, como que la cobertura con FAPM pasó de 76% en 1990 a 89% en el 2012. En este contexto, es importante resaltar que dicho avance se ha concentrado en las comunidades rurales, con un incremento de prácticamente 20% entre esos mismos años, ya que pasó de 62% a 82%; no obstante, en las zonas urbanas, el acceso a FAPM disminuyó, porque el abastecimiento con agua por cañería bajó 1% con respeto al 81% reportado en 1990, ubicándose en 80%.

Acceso al agua. En forma general, en 23 de los 222 países evaluados ha disminuido el acceso a agua por cañería, entre los que sobresalen algunos países africanos y asiáticos. En el continente americano, la cobertura en los Estados Unidos bajó de 100% a 99%, y en República Dominicana de 95% a 74%.

En los 22 años del estudio, la disminución en el acceso a fuentes de agua potable mejorada se debe, en la mayoría de estas naciones, al deterioro económico y la pobreza, la migración de la población rural a las ciudades urbanas y al consumo de aguas envasadas en detrimento de los sistemas de abastecimiento.

Esto genera que muchos países hayan alcanzado el ODM7, en el marco del concepto de FAPM, estableciendo piletas públicas o usando agua de pozos y nacientes en vez de construir acueductos. Así ha sucedido en la mayoría de los países centroamericanos.

En Costa Rica los avances han sido muy satisfactorios. En el 2012, se alcanzó un 98% de cobertura con agua por cañería intradomiciliar y un 99% con FAPM; sin embargo, es necesario ocuparnos de la calidad de los servicios de agua y de la universalización del agua potable, a fin de que el servicio llegue hasta los pueblos más marginados de nuestro país.

  • Comparta este artículo
Opinión

Zonas urbanas: disminución de las coberturas con agua

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota