Opinión

Zona económica especial en Cañas

Actualizado el 13 de junio de 2013 a las 12:00 am

Es precisollevar riquezafuerade la GAM

Opinión

Zona económica especial en Cañas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En un artículo titulado “Costa Rica y China: una sólida relación”, publicado en este mismo medio el domingo 9 de junio de 2013 por la señora Anabel González, ministra de Comercio Exterior, se nos relata brevemente la evolución de las relaciones comerciales y diplomáticas de Costa Rica con el gigante asiático. No es de sorprenderse el hecho de que, según la señora ministra, los volúmenes de las transacciones comerciales hayan crecido a tasas superiores al 30% anual, y es de esperar que este intercambio comercial crezca a tasas anuales aún mayores luego de la firma del tratado de libre comercio entre las dos naciones.

Nos informa el artículo de que uno de los cuatro proyectos planteados para continuar con el desarrollo de las relaciones comerciales “será establecer en una región de menor desarrollo una ZEE de alto nivel, que contribuya a fortalecer la innovación y el avance tecnológico. Estas zonas son parques industriales que brindan condiciones de infraestructura y logística propicias para el establecimiento de empresas dedicadas a la producción y exportación de bienes y servicios.”

No nos dice doña Anabel si ya existen planes en la Administración Chinchilla sobre el lugar donde se ubicaría, pero nos da una guía de ruta: se establecerá en una región de menor desarrollo. Esto es de suma importancia para el país en varios aspectos que paso a esbozar.

En primera instancia, se pretende que la ZEE contribuya al fortalecimiento de nuevas tecnologías, o bien al avance de tecnologías de punta. Esta experiencia ya la conocemos con el establecimiento de la planta de Intel en el cantón de Belén. Ya sabemos del aporte al PIB y la generación de empleos para nuestros ingenieros, con lo que aprovechamos uno de nuestros más importantes activos: la alta educación de que goza Costa Rica en la región. Esta generación de empleo produce, además, encadenamientos asociados con el ingreso personal de cada empleado, así como otros encadenamientos asociados con el abastecimiento de las industrias que se establecerán en el parque, cuyos proveedores serán en muchos casos pymes afuera del parque.

En segundo lugar, la idea de que este gran parque sea en una zona de menor desarrollo implica llevar riqueza fuera del área metropolitana, hacia zonas económicamente más deprimidas, lo que produce una distribución de los ingresos en la población. Cualquier zona del país que reciba este desarrollo en su entorno comenzará rápidamente a obtener beneficios económicos en todos los ámbitos.

PUBLICIDAD

En tercer lugar, este polo económico desconcentra el tráfico vehicular, tan saturado en el área metropolitana. Crear más parques industriales en el área de Heredia-Belén solo empeoraría la grave situación que sufren los conductores cada mañana y cada tarde en esa zona.

El artículo también alude a que este parque debe contar con las condiciones de infraestructura y logística propicias para que los procesos de producción y exportación de bienes sea eficiente. Desafortunadamente no contamos en Costa Rica con muchas zonas que cumplan estos requisitos. Sin embargo, si el establecimiento de la ZEE es prioritariamente para exportar a China, la lógica demanda que se ubique en el lado oeste de nuestro país. Debe tener buen acceso al puerto de Caldera y a un aeropuerto. Con la construcción de una excelente carretera de cemento y de cuatro vías entre las ciudades de Cañas y Liberia, que se lleva a cabo en este momento, se perfila el área de Cañas como un sector candidato a recibir la ZEE. Bastaría construir el segundo tramo de carretera, con los mismos estándares, de Cañas a Puerto Caldera, un tramo de todas maneras necesario, y tendríamos una zona con excelente acceso a nuestro principal puerto del Pacífico y al aeropuerto internacional Daniel Oduber, en Liberia.

La infraestructura para abastecer la ZEE de energía eléctrica existe en la zona, pues algunos de los más grandes proyectos generadores están en las cercanías. Hidroeléctricas del ICE y privadas están a pocos kilómetros, y generadores eólicos en Tilarán se suman a los geotérmicos de Guayabo. Llevar las líneas de alta tensión hasta el parque no debería significar mayor inversión.

Lo que debe ser una prioridad inmediata es agrandar y robustecer el centro regional de la UCR en Liberia para preparar la mano de obra calificada que será el motor del parque y el vehículo de irrigación de la riqueza generada hacia afuera del parque.

Para fortalecer aún más los lazos, existe históricamente una colonia sino descendiente en esa parte del país, en Cañas, en Abangares y en la península de Nicoya, que verá con muy buenos ojos el establecimiento de la ZEE.

  • Comparta este artículo
Opinión

Zona económica especial en Cañas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota