Opinión

De Ypres aDamasco: lo mismo

Actualizado el 30 de septiembre de 2013 a las 12:05 am

Opinión

De Ypres aDamasco: lo mismo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Unos genios, esos expertos de la ONU: muertas están las más de mil víctimas, en Damasco, hace un mes,… y no exactamente “de su muerte”, como ponían los cronistas.

Es como descubrir el agua caliente, pero esos líquidos, esos gases: ¿acaso la sal usada en “proscrito suelo”, allá en la vieja Cartago (la clásica), en Antigua (la de Guatemala) o en Thérouanne (al norte de la actual Francia, entonces Flandes) por su muy Sacra Cesárea Católica Majestad, Carlos Quinto, eran otra cosa que “armas químicas” como les llaman ahora? Y Pinochet los utilizó contra defensores de la democracia. Y en Vietnam, otra vez.

Durante la que iba a ser “la última”, pero resultó la Primera Guerra Mundial, fue un alemán, a la postre galardonado con el Premio Nobel… de la Paz, quien inventó un “adelanto científico” en esas mercaderías funestas.Lo identificó como Ieperiet, porque los suyos lo experimentaron cerca de la ciudad de Ieper (Ypres) en Flandes… Solo que al mismo Hitler, soldadito entonces por allá, al rato le tocó de la misma “mostaza”, como le llaman también, preparada por los del otro lado… Ahora, otra vez, “mejorado” en Damasco: lo mismo. Progreso, ¿dónde estás?

  • Comparta este artículo
Opinión

De Ypres aDamasco: lo mismo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota