Opinión

De Walker a Ortega

Actualizado el 01 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Opinión

De Walker a Ortega

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Escuchando los antihistóricos reclamos de Daniel Ortega, a raíz del conflicto por la frontera norte, se perciben dos ejemplos del pasado, en los cuales el presidente se ha basado para hacer creíbles sus falaces planteamientos.

De su homólogo en la Presidencia -para vergüenza perenne de los nicaragüenses- el tristemente célebre filibustero William Walker, ha tomado un burdo mapa en el cual aparece como parte de Nicaragua la vasta región de Guanacaste (que va desde el Golfo de Nicoya hasta Barra del Colorado) hecho por Walker en 1856 con el objetivo de que fuese reconocido por el Congreso de los Estados Unidos durante su aventura esclavista centroamericana, inspirada por la nefasta doctrina del Destino Manifiesto.

Del genocida ministro nazi de propaganda, Joseph Goebbels -solo que careciendo de su inteligencia- Ortega ha adaptado la famosa máxima que dice “miente, miente que La Haya algo me creerá”, con la cual ha logrado arrebatarle a Colombia aguas patrimoniales que nunca pertenecieron a Nicaragua.

El discurso refinado y la utilización de recursos ideológicos empleados por líderes en el pasado no son un mero adorno de imagen de un individuo desequilibrado mentalmente desde los tiempos de guerrillero. Ortega está enfermo del mismo virus letal que padecieron sus referentes históricos: fiebre expansionista y ansiedad de poder sin límites. Hay que tomarlo muy en serio cuando habla de la posibilidad de que su país recupere Guanacaste, ya comenzó con la puntita de isla Portillos.

Cuando los militares le impidan el paso a los costarricenses en la barra del Colorado o en Matina, entonces ¿qué vamos a hacer nosotros?

  • Comparta este artículo
Opinión

De Walker a Ortega

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota