Opinión

Visión de país y convergencia nacional

Actualizado el 17 de septiembre de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Visión de país y convergencia nacional

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El candidato presidencial del Partido Liberación Nacional, PLN, don Johnny Araya Monge –al expresar su preocupación por el crecimiento acelerado de la desigualdad, los frecuentes actos de corrupción que minan la confianza de los costarricenses, la pérdida de competitividad de nuestra economía, el desempleo y la pobreza, el deterioro de la CCSS y del sistema de educación pública– ha expuesto la necesidad de que los sectores productivos, los movimientos sociales y las fuerzas políticas se unan en objetivos nacionales con una visión de país.

En ese contexto, el aspirante presidencial liberacionista planteó, también, la conveniencia de un gobierno de convergencia nacional para el período 2014-2018, asegurando contar con el aval de su partido para ese objetivo y tener la disposición de “construir las condiciones de diálogo nacional y presentar los proyectos concretos que hagan viable converger en políticas públicas de consenso y alcanzar acuerdos nacionales”.

Mucho se ha hablado, pero poco o nada se ha hecho, sobre la urgencia de lograr acuerdos nacionales que permitan establecer “políticas de Estado” en temas que forman parte de las estrategias centrales del país, entendiendo que esas políticas se mantendrían, cualesquiera sean la ideología o el color político de los gobernantes de turno. Es evidente que la carencia de políticas de Estado en temas como el del combate a la pobreza, el de la salud y el de la educación pública nos está pasando la factura.

Desde esta perspectiva, nos parece interesante el planteamiento del candidato Araya Monge, ya que de concretarse podría significar un importante avance en la dirección de lograr acuerdos nacionales en temas de vital importancia, los que sin duda tendrían un impacto positivo para restaurar la gobernabilidad y mejorar el funcionamiento del Estado costarricense.

Sin embargo, este esfuerzo podrían malograrse si antes no se concreta un “proyecto país”, mediante el cual se defina el norte y el rumbo que deComo una señal de que su propuesta es en serio y de su firme determinación al respecto, don Johnny afirmó la posibilidad de que personas con un pasado no liberacionista puedan asumir puestos en un futuro gobierno suyo e insinuó que, en caso de ganar las elecciones, le podría ofrecer el cargo de canciller a don Luis Guillermo Solís, candidato presidencial del Partido Acción Ciudadana (PAC).

PUBLICIDAD

Sin embargo, estas declaraciones pecan de ligeras y aventuradas por cuanto los posibles nombramientos sugeridos no tendrían sustento en previos acuerdos programáticos con otras fuerzas políticas, sino que serían a título individual, sin comprometer a las agrupaciones políticas de los involucrados, lo que no aportaría mucho al objetivo inicialmente planteado de un gobierno de convergencia nacional, la prioridad que se ha impuesto el candidato Araya Monge.

En el caso concreto del posible ofrecimiento al candidato del PAC, el gesto de don Johnny, que a primera vista parecería generoso y bienintencionado, podría tener consecuencias contraproducentes y perjudiciales para nuestras relaciones internacionales, ya que no habría certeza de cuál es la visión que sobre nuestra política exterior se desarrollaría: si la propuesta por el PLN, en campaña, o la del PAC, o una nueva y diferente. La misma incertidumbre sería aplicable a otras áreas de la gestión gubernamental que, eventualmente, se asignen a personas de otras fuerzas políticas.

Además, resulta paradójico que esta apertura a otras corrientes de pensamiento se está planteando cuando, por otro lado, con mirada hacia el pasado, se habla de radicalizar la orientación ideológica del PLN, en velada crítica a los últimos gobiernos liberacionistas que han optado por la línea reformista y pragmática de la socialdemocracia moderna.

  • Comparta este artículo
Opinión

Visión de país y convergencia nacional

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota