Opinión

Viaje presidencial a España

Actualizado el 05 de mayo de 2017 a las 10:00 pm

Nuestros pueblos están hermanados por lazos culturales y profundos valores compartidos

Opinión

Viaje presidencial a España

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Del 7 al 10 de mayo, el presidente, Luis Guillermo Solís, realizará su primera visita oficial a España. En Madrid se reunirá con el rey Felipe VI y con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. El objetivo es renovar e impulsar al más alto nivel las relaciones de Estado a Estado en materia internacional, empresarial y de cooperación.

Nuestros países, nuestros pueblos, están hermanados por lazos culturales y profundos valores compartidos que dotan de una singular continuidad a nuestra agenda común.

En un escenario de profundos cambios en la política global, nuestra común aproximación a las relaciones internacionales se basa en la democracia, los derechos humanos, el multilateralismo, la paz, la resolución pacífica de controversias y la preservación del medioambiente. Costa Rica es un actor internacional fiable y respetado. España es socia y amiga de Costa Rica en Europa y en el espacio iberoamericano y nuestros países mantienen un intenso y fructífero diálogo tanto en Naciones Unidas como en la región centroamericana.

Inversiones. La visita tiene también una importante faceta económica y empresarial. La última visita oficial de un presidente costarricense a España la hizo don Óscar Arias, en el 2008. Desde entonces, España se ha convertido en el segundo inversor extranjero en Costa Rica, con una inversión anual promedio de $250 millones. Aquella ocasión sirvió para reforzar nuestras relaciones empresariales y de amistad.

El presidente Solís llevará a sus interlocutores en España la imagen de un país en paz y democrático, dotado de seguridad jurídica, abierto a las inversiones exteriores y con una mano de obra altamente cualificada.

Se reunirá con empresas interesadas en seguir trayendo a Costa Rica inversiones, que generan empleo y valor compartido y sirven para transferir tecnología y conocimiento. Será también la ocasión de impulsar las relaciones comerciales en el marco del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea.

La cooperación española en Costa Rica se está especializando en un programa de lucha contra el cambio climático, de ámbito regional, que promueve las capacidades técnicas costarricenses para la triangulación con países terceros. Se mantienen programas de asistencia en materias como migraciones o las adaptaciones que reclama el acceso a la OCDE.

Pueblos amigos. La colonia costarricense en España estará presente en la agenda del presidente. También aquí son muy numerosos los residentes españoles. Muchos llevan con orgullo su doble nacionalidad. Todos, españoles en Costa Rica y costarricenses en España, encuentran a ambos lados del Atlántico un pueblo amigo, una lengua común y una cultura compartida.

En marzo del 2015, el presidente Solís tuvo que anular su visita a España debido a la erupción del volcán Turrialba. En estos dos años, España ha seguido afianzándose en la senda de la recuperación.

Gracias al esfuerzo de los españoles, España vuelve a crecer y lo hace sobre bases sólidas. Al igual que en el 2016, este año España será el país que más crezca de la zona euro.

Las proyecciones del Gobierno español para el periodo 2016-2020, compartidas por organismos internacionales, son muy positivas. Se estima que el paro bajará al 11,2% en el 2020, tras haber alcanzado cotas del 26% durante la crisis. Quedan desequilibrios por corregir, retos por afrontar, pero la senda de la recuperación es sólida.

En este contexto, la visita que comienza la semana próxima parece una inmejorable ocasión para consolidar y proyectar hacia el futuro una muy fructífera relación.

El autor es embajador de España en Costa Rica.

  • Comparta este artículo
Opinión

Viaje presidencial a España

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota