Opinión

Urge adhesión a la Alianza del Pacífico

Actualizado el 06 de febrero de 2017 a las 12:00 am

En momentos en que Trump ataca el libre mercado se vuelve urgente la diversificación

Opinión

Urge adhesión a la Alianza del Pacífico

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Al iniciar el 2017, con tantos cambios en el panorama internacional, una de las metas principales debería ser trabajar con mayor ahínco en lograr que se inicien las conversaciones para incorporar a Costa Rica a la Alianza del Pacifico (AP).

Ahora más que antes se hace urgente la diversificación de mercados, productos y orígenes de inversión extranjera directa, en momentos de un ataque al libre comercio por parte del nuevo presidente de Estados Unidos.

En los últimos años se ha presentado confusión y desinformación, que algunos tratan de infundir en torno a la posible integración de Costa Rica a la Alianza del Pacífico (AP), grupo conformado por México, Colombia, Chile y Perú.

No se puede dejar de lado que los países de la AP tienen alrededor de 216 millones de habitantes; es decir, la mitad de la población de toda América Latina. Los ciudadanos de esos países perciben un ingreso per cápita cuatro veces mayor al de Centroamérica.

Sin temor. No hay que tener temor de ingresar a un nuevo bloque de integración, que de antemano presenta sus reglas claras. El país ha acumulado muchísima experiencia en temas de integración y comercio exterior.

A la fecha, Costa Rica cuenta con quince acuerdos comerciales, los que en la mayoría de los casos se han desarrollado con éxito pese a los múltiples problemas de infraestructura que padecemos.

La Alianza del Pacífico va más allá de la integración económica de por sí importante, tiene también otros componentes sociales: los países han logrado la supresión de visas para agilizar la movilización; mantienen intercambios estudiantiles de nivel medio y superior, a través de la Plataforma de Movilidad Académica y Estudiantil, la cual otorga becas a estudiantes de los cuatro países para que progresen realizando sus estudios en un país miembro de la alianza; y coordinan conjuntamente la promoción de turismo e involucran a las agencias de viajes y cadenas hoteleras.

Los gobiernos que conforman la AP comparten oficinas en distintos lugares del mundo bajo la modalidad de “comunidad de techo”, con lo cual abaratan costos y potencian perspectivas.

Otro beneficio alcanzado es la creación de una plataforma de integración bursátil, el Mercado Integrado Latinoamericano (MILA), entre los cuatros países de la alianza, cuya capitalización superó los $950.000 millones.

Estamos seguros de que de dilatar todavía más la adhesión a la AP, soltaríamos a otros las posibilidad de incursionar y competir más fuertemente en los mercados que ostenta la AP, donde precisamente esa mayor competitividad integraría valor y lograría mayor eficiencia en la producción.

Beneficios. En la Cámara de Comercio Exterior de Costa Rica y de Representantes de Casas Extranjeras (Crecex), tenemos muy claro que la adhesión de Costa Rica a la AP posibilitará la creación de más puestos de trabajo, que tanto reclaman los diferentes sectores del país, pero, sobre todo, estimulará la inversión extranjera directa, que vendrá no solo de países de la AP sino de otras regiones interesadas en potenciar las oportunidades.

Estamos convencidos de que el ingreso de Costa Rica a la AP permitirá, además, mejorar la competitividad a la par de nuevas opciones de intercambio comercial.

En Crecex, estamos comprometidos en armonizar esfuerzos para lograr más inversión, incentivar el turismo y hacer crecer las cadenas productivas que solo beneficios nos traen a todos.

El autor es presidente de la Junta Directiva de la Cámara de Comercio Exterior (Crecex).

  • Comparta este artículo
Opinión

Urge adhesión a la Alianza del Pacífico

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota