Opinión

Tiempos de cambio

Actualizado el 30 de mayo de 2014 a las 12:02 am

Opinión

Tiempos de cambio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El triunfo del PAC, y no tanto del Partido sino de don Luis Guillermo Solís con su sólida promesa de hacer bien las cosas, nos hace pensar que ciertamente se avecinan cambios. Ojalá sean buenos y, sobre todo, correctivos de un sistema que muestra grietas y desgaste.

Supongo que los profesionales que don Luis Guillermo ha escogido para dirigir los ministerios y las instituciones del Gobierno tienen muy claros objetivos; sin embargo, a veces, un simple ciudadano puede detectar algún problema que podría pasarse por alto en la ajetreada tarea de poner la casa en orden.

Sin experiencia alguna en el manejo de la salud pública, pero sabiendo que el sistema está colapsado y no da abasto con las urgencias de salud del pueblo, quiero comentar un caso particular que podría ayudar a solventar la duplicidad de funciones y el gasto innecesario en un tema como los exámenes y pruebas que los pacientes deben hacerse en los hospitales.

Un paciente visita, en un período de dos semanas, las áreas de Nefrología, Oftalmología, Fisiatría y Oncología. En todas le ordenan exámenes de sangre, cada cual orientado a la solución del problema del enfermo.

Se me ocurre que en el sistema de cómputo, propiamente en el laboratorio, se detecte que un mismo paciente tiene que hacerse cuatro exámenes de sangre, diferentes pero, al fin y al cabo, de la misma sangre. Entonces, la toma de sangre de la muestra será de mayor volumen pero con una sola se determinarían las necesidades de cada especialidad médica. El gasto sería cuatro veces menor, el tiempo de resultados en mano, también, y ni hablar del ahorro de dolor en una persona que no será pinchada más que una vez.

Hablo de un simple examen de sangre, ¿qué tal si sucede lo mismo con un electrocardiograma, un encefalograma o un TAC, pruebas de altísimo costo para la CCSS?

Implementar este tipo de controles no es nada del otro mundo. Hoy día, los avances tecnológicos todo lo pueden. El ahorro en viajes y tiempo de incumplimiento en el trabajo del paciente, tiempo de los estudios en el hospital, los profesionales a cargo de tanto examen duplicado, el gasto en insumos para lograr los resultados, la posibilidad de acelerar la atención a otros miles de pacientes… Hablo del aprovechamiento de los recursos y el alto al desperdicio.

Espero que este comentario y la inquietud que pueda generar caigan en buenas manos dentro de tan escogido equipo de profesionales, para que el tiempo de cambio se dé en el menor lapso posible.

  • Comparta este artículo
Opinión

Tiempos de cambio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota