Opinión

Terminó la transición en el PAC

Actualizado el 31 de julio de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Terminó la transición en el PAC

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Terminó la época de la transición. Hoy el PAC en don Luis Guillermo Solís tiene una nueva cara con la máxima representación y la máxima responsabilidad. Renuncié a aspirar la misma noche de las elecciones de febrero del 2010, en parte para que el PAC hiciese la transición con suficiente espacio antes de las elecciones del 2014. El proceso tomó más tiempo del esperado, pero ha culminado.

He deseado fervorosamente que llegue este momento. El largo impasse dio lugar a manifestaciones que pudieron haberse evitado. En algunas personas se mantuvieron esperanzas, que aprecio, y en otras surgieron resquemores, que lamento.

Para mí, la candidatura constituyó una etapa que di por terminada hace tres años y medio, con enormes satisfacciones personales. Decisiones como la de aspirar a la Presidencia de la República o como la de retirarse, son complejas. Creo haber tomado ambas decisiones con seriedad, respeto a la población y siendo consciente de mi responsabilidad con la Patria. Ni exageré mi posible aporte al país y mis posibilidades electorales cuando aspiré –tal y como lo demostraron los resultados–, ni fui apresurado en mi renuncia, pues lo hice hasta después de tres elecciones.

Quise un partido en que el líder fuesen los principios, las ideas y las propuestas, no personas en particular. Por ello, me aboqué a reiterar una y mil veces nuestras posiciones en materia ética, económica, social y administrativa. Pero comprendo y respeto que existen otras visiones que le atribuyen al tema del liderazgo de personas una importancia especial. En el marco de esas visiones, los líderes marcan sus énfasis y los seguidores definen sus niveles de compromiso de acuerdo con la cercanía o lejanía con esos énfasis.

En ese marco, no podemos exigirle a un líder que recite literalmente lo que otros han dicho, ni tampoco esperar que los votantes mantengan sus energías y compromisos inmutables, ni sorprendernos de que aparezcan nuevos seguidores y allegados o de que otros pasen a un segundo plano.

Al interior del partido, la etapa de listar diferencias debe evolucionar hacia una etapa de tranquilidad. En el PAC se han hecho cambios.

Algunos hubiésemos querido que se revirtieran al menos algunos de ellos. Pero el tiempo para ello –el “tiempo interno”– ya pasó y no lo logramos. En esta etapa –la del “tiempo externo”– lo que corresponde es que cada persona del PAC decida, con su consciencia patriótica como consejera, si se han hecho cambios: 1) Óptimos como para seguir apoyándolo porque es perfecto. 2) Tolerables como para seguir apoyándolo porque aún es el mejor. 3) Preocupantes como para seguir apoyándolo solo porque es el menos malo.

PUBLICIDAD

La contrapartida a esa actitud de tranquilidad y de respeto a nuevos protagonismos y nuevas prioridades es el respeto al nivel de compromiso y de trabajo partidario que cada persona quiera asumir.

En todo caso, el reclamo exigente de compromiso y de trabajo solo conducirá a que salgan a flote las diferencias, lo cual en el “tiempo externo” solo beneficiará al PLN y al candidato de Calderón.

En lo que a mi concierne, respetaré los énfasis que don Luis Guillermo quiera imprimirle a su liderazgo. Aun si opta por la ratificación de los preocupantes cambios que se han hecho en el PAC, recibiré con tranquilidad y paz interna su decisión. Él es el candidato, la principal voz del PAC y el responsable estelar del devenir del partido. Todos y todas, independientemente de la actitud que asumamos en la campaña, debemos darle esos lugares que se ha ganado dentro del PAC.

Pido a las personas –muchas o pocas– que me han otorgado honrosos sitiales, que me miren como el pasado. Ustedes saben que seguiré proponiendo, cuestionando y si es posible, articulando acuerdos por el bien del país.

Eso también es parte de la política y de ella no me podré separar, pues jamás podré ser indiferente ante el futuro de Costa Rica.

  • Comparta este artículo
Opinión

Terminó la transición en el PAC

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota