Opinión

Las TIC y la competitividad empresarial

Actualizado el 14 de marzo de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Las TIC y la competitividad empresarial

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

A pesar de que la administración en los procesos productivos se aplica desde hace miles de años, no fue sino hasta principios del siglo pasado que algunos pensadores como Frederick Taylor, Frank Gilbert y Henry Farol, entre otros, dedicaron sus esfuerzos a profundizar en el entendimiento de estos procesos, con el fin de optimizarlos.

Gracias a la dedicación de estas y otras personas, así como a los avances tecnológicos, es que la administración (como ciencia) y el desarrollo empresarial han venido evolucionando a pasos agigantados, especialmente en los últimos treinta años. Especialmente, podemos hablar de que, a partir de la Globalización y sus efectos en los mercados, la tecnificación de los procesos productivos por medio de herramientas informáticas es cada vez mayor.

Hoy en día, las firmas deben enfrentarse no solo a una mayor cantidad de competidores sino que, también, a una demanda mucho más exigente, que basa su decisión de compra tanto en la calidad de los bienes o servicios, como en la manera en que estos se elaboran.

El incremento de la competencia ha obligado a las firmas a buscar alternativas con el fin de ampliar su partición en los mercados y su competitividad, y han optado por diferentes estrategias como diversificación, automatización, integración y desarrollo de procesos productivos en diferentes zonas geográficas.

Por otro lado, los cambios en el comportamiento de los consumidores han obligado a las firmas a modificar sus prácticas, considerando en sus decisiones no solo elementos económicos sino, también, socioambientales, para desarrollar prácticas empresariales cada vez más responsables que logren motivar los consumidores los gustos y predilecciones por sus productos o servicios.

Ante esta realidad es que las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), representan actualmente un pilar cada vez más importante para la gestión y competitividad de cualquier empresa, indistintamente de su tamaño o del tipo de industria en el que participe, esto debido a que son herramientas transversales a toda la cadena de valor.

Mediante el uso de las TIC, las empresas podrán mejorar significativamente su gestión, en especial lo concerniente a la planificación y control de sus procesos, y con ello tomar las mejores decisiones estratégicas, que no solo le ayuden a cumplir sus objetivos de largo plazo, sino mejorar la percepción que los consumidores tengan de ellas.

Finalmente, es trascendental entender que en un mundo globalizado, en el que se requiere cada vez mayor velocidad, tanto para hacer negocios, como para obtener información y tomar mejores decisiones, el uso de las TIC es clave. Pero para que estas le agreguen valor a la empresa deben necesariamente estar alineadas a sus procesos y objetivos estratégicos.

Solo las firmas que comprendan la importancia de las herramientas tecnológicas, y las apliquen para mejorar su gestión, serán capaces de sobrevivir en mercados cada vez más complejos y exigentes.

  • Comparta este artículo
Opinión

Las TIC y la competitividad empresarial

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota