Opinión

Sostenibilidad del acuerdo social costarricense

Actualizado el 14 de julio de 2013 a las 12:01 am

Opinión

Sostenibilidad del acuerdo social costarricense

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El desarrollo costarricense de los últimos 60 años se ha caracterizado por un crecimiento económico robusto, que promedia el 5% anual, y una alta inversión para promover la movilidad social y el acceso de la población a los servicios públicos; todo, en un marco democrático sólido y con una política ambiental reconocida internacionalmente.

Sin embargo, el acuerdo social que sustenta el financiamiento y provisión de los servicios públicos ha comenzado a mostrar fisuras. Hemos caído en un círculo vicioso de insuficiencia de recursos, deterioro de los servicios públicos e infraestructura, y la resistencia de la población a financiar servicios públicos de los que obtiene beneficios cada vez más limitados.

Para romper este círculo vicioso y darle sostenibilidad al acuerdo social, es necesario fortalecer las finanzas del Estado con un equilibrio adecuado entre medidas que mejoren el control y la calidad del gasto, aumenten la recaudación de impuestos y fortalezcan la gobernabilidad fiscal.

A lo largo del último año, el Ministerio de Hacienda ha hecho esfuerzos importantes para controlar el nivel y calidad del gasto, a pesar de la rigidez que lo caracteriza. El 2012 y 2013 muestran un ritmo de crecimiento de las remuneraciones más bajo que el de los cinco años precedentes, apoyado en una política austera que limita la creación de plazas y los incrementos al salario base del Gobierno Central. Además, durante el 2012 se alcanzó el nivel de inversión social más alto en la historia del país (23% del PIB), incluyendo un 7,2% para educación, 6,8% para salud, 6,7% para asistencia social y 2,1% para vivienda. También hemos mejorado los índices de seguridad ciudadana en forma significativa.

Este ministerio está incorporando indicadores de efectividad del gasto en el presupuesto del 2014 para algunos programas estratégicos, con el fin de relacionar la asignación de recursos con la efectividad de los programas. Esto permitirá adoptar un presupuesto completamente orientado a resultados a partir del 2015.

En el área de ingresos, durante el último año se fortalecieron las direcciones de Aduanas, Tributación y Policía de Control Fiscal mediante reformas legales como la Ley de Fortalecimiento de la Gestión Tributaria y Aduanera. También se establecieron programas de colaboración con otras entidades. Esto ha permitido fortalecer la lucha contra el contrabando, la evasión y la elusión fiscal, y ha derivado en un crecimiento de los ingresos, en línea con la actividad económica, aun cuando buena parte del dinamismo económico provino de sectores productivos exonerados.

PUBLICIDAD

Tras varios años de ausencia en los mercados internacionales de deuda y aprovechando la coyuntura internacional de tasas de interés históricamente bajas, el país hizo dos emisiones de bonos por un total de $2.000 millones, los cuales redujeron la presión sobre las tasas de interés y mejoraron la estructura de plazos y monedas de la deuda pública. Los esfuerzos por mejorar los índices de transparencia fiscal han sido reconocidos en foros internacionales. En solo cuatro años, tras ser considerado una jurisdicción no cooperante por la Organización Orpara la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el país ha pasado a ser un ejemplo en la región latinoamericana por su avance en esta materia.

La adopción de mejores prácticas de transparencia fiscal, la aprobación de legislación interna, la firma de 14 acuerdos bilaterales de intercambio de información y una convención de asistencia administrativa mutua en materia fiscal con la OCDE, han permitido progresar al punto de haber sido invitados a solicitar membrecía ante esta organización en el 2015.

No obstante estos logros, resta un esfuerzo importante para asegurar el financiamiento de servicios públicos con la cobertura y la calidad exigidas por la población. Por esta razón, Hacienda se ha abocado al diseño de un programa integral de consolidación fiscal sobre el que está propiciando un diálogo nacional para converger en el conjunto de acciones que garantizará la sostenibilidad, a mediano y largo plazo, del acuerdo social costarricense, base fundamental de nuestro modelo de desarrollo.

  • Comparta este artículo
Opinión

Sostenibilidad del acuerdo social costarricense

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota