Opinión

Shanghái: la nueva puerta económica

Actualizado el 07 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Shanghái: la nueva puerta económica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La Zona Libre de Shanghái (Shanghai FTZ) es la primera al estilo de Hong Kong en China continental. El plan fue inicialmente anunciado por el Gobierno en el mes de julio, y fue apoyado personalmente por el premier Li Keqiang, quien manifestó que su deseo es convertirla en una muestra de cómo China puede actualizar su estructura económica.

El proyecto piloto Shanghai FTZ, inicialmente, tendrá una extensión de 28.78 Km² en la nueva área de Pudong, donde se encuentra la zona franca de Waigaoqiao y el puerto de Yangshan. Se cree que la Zona Libre podría expandirse hasta cubrir completamente el distrito de Pudong, con una extensión de más de 1.210 Km².

El Consejo de Estado chino, formalmente, anunció la reglamentación para la nueva zona el pasado 27 de setiembre. Las metas establecidas buscan actualizar los servicios financieros, promover el comercio y mejorar la gobernabilidad, así como las medidas para impulsar la inversión extranjera en 18 sectores, muchos de ellos, actualmente, sobrerregulados en la industria de servicios locales. El proyecto se inició el 29 de setiembre, y un grupo de 25 empresas chinas y extranjeras ya recibieron sus licencias para registrarse en la Zona.

Existen, también, planes para experimentar con la convertibilidad de la controlada moneda china, el yuan, y dejar que las fuerzas del mercado, más que los reguladores, determinen las tasas de interés.

Convenientes servicios. Entre los servicios que serán abiertos a la inversión extranjera se encuentran los navieros, los legales y los de ingeniería. Las agencias extranjeras que promuevan los espectáculos artísticos y las instituciones médicas serán permitidas, así como las coinversiones en empresas de manejo de talentos. Un detalle novedoso es que será permitida la venta de consolas de juegos (actualmente prohibidas en China) y los juegos individuales aprobados por las autoridades.

Se espera que las empresas extranjeras puedan proveer algunos servicios de Internet y, en medios noticiosos, se comenta que ciertos servicios hoy bloqueados en China (Facebook y Twitter ) podrían operar libremente dentro de la FTZ, aunque esto no ha sido confirmado por las autoridades. No se ha dado, aún, un plazo exacto, pero se espera que las medidas proyectadas se introduzcan en un máximo de tres años.

PUBLICIDAD

Se visualiza la Zona Libre de Shanghái como un laboratorio de experimentación, en donde se analizarán todas estas novedades antes de que sean trasladadas a otras regiones del país, tal y como sucedió hace 30 años, cuando se inició la transformación de China con la Zona Económica de Censen, en la provincia de Guandong.

Costa Rica debe estar muy atenta a este trascendental proceso y a las oportunidades que representa esta transformación económica para uno de los principales socios comerciales de el mundo y con quien tenemos vigente un importante Tratado de Libre Comercio.

  • Comparta este artículo
Opinión

Shanghái: la nueva puerta económica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota