Opinión

Retos del Colegio de Dentistas

Actualizado el 23 de septiembre de 2015 a las 12:00 am

El gremio y el país merecen un cambio de rumbo hacia la mejora de condiciones laborales

Opinión

Retos del Colegio de Dentistas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El mes próximo, el Colegio de Cirujanos Dentistas elegirá al presidente y a otros miembros de su Junta Directiva.

El principal desafío gremial es la situación de desempleo y subempleo, a lo que se suma la competencia desleal por quienes cobran tratamientos a precios inentendibles cuando se analizan los costos de producción.

Yo quiero que toda persona con vocación para ser dentista pueda estudiar y, al graduarse, instale su consultorio privado con plena seguridad de que con su trabajo va a ganarse el pan de cada día.

El Estado no es opción como empleador de dentistas. Además, el odontólogo por “cuenta propia” genera empleo a asistentes y técnicos dentales, secretarias, personal de limpieza y a otras empresas (radiología, laboratorios, depósitos de materiales, etc.). Las clínicas dentales son un micromotor de la economía.

Si bien tenemos una relación odontólogo-población muy superior a la técnicamente recomendada por la OPS, las necesidades dentales saltan a la vista.

Existe un exceso de dentistas para las pocas personas que pueden pagarlo, y faltan dentistas para todos los excluidos.

Experiencia cotidiana. Yo quisiera ir a comprar verduras a “la feria” sin ver a tanta persona que ha perdido sus dientes y necesita prótesis dentales. Quisiera interactuar con empleados de un supermercado sin verles las encías inflamadas y sangrantes.

Quisiera ir al parque donde juego con mis perras y no ver chiquitos con los dientes destruidos (caries evidentes). Quisiera ir al cine sin que sean notorias las necesidades de ortodoncia del que vende los boletos.

Quisiera no tener que ver a ningún varón con bigotes largos para ocultar la falta de los dientes “del frente” y a ninguna mujer tampándose la boca para sonreír a fin de evitar que se note su “mala dentadura”.

Quisiera vivir en una sociedad que haya tenido educación para la salud, oportunidades de cuidarse, acceso al tratamiento. Quisiera que todas las personas gocen de salud dental y sonrían con plena libertad.

La experiencia cotidiana me muestra que las necesidades odontológicas están insatisfechas y que, en muchos casos, las personas carecen de recursos económicos para someterse a los tratamientos dentales. Por tanto, favorecer el acceso mejora las condiciones laborales de los odontólogos.

En cuanto a formación de recursos humanos, es necesario que el número de graduados y el perfil académico estén acordes con las necesidades del país.

En materia de políticas públicas, es deseable pedirle al Ministerio de Salud fortalecer campañas de educación para la salud dental: la gente debe valorar sus dientes para cuidárselos y tratárselos. Prevención, curación y rehabilitación van de la mano, según las necesidades particulares.

Compromisos. En esta ocasión en que los dos candidatos a presidir el Colegio son especialistas en salud pública, me gustaría leer propuestas (viables) para afrontar el desempleo y el subempleo, y su pronunciamiento sobre tarifas mínimas y márgenes de ganancia.

Deseo que se comprometan a: publicar el presupuesto del Colegio, financiado en mucho por el 5% del timbre odontológico que se cobra sobre materiales y equipo dental; publicar los montos de las dietas de los miembros de la Junta Directiva y el costo de la planilla administrativa; y apegarse a los montos establecidos por la Contraloría General de la República para el sector público en cuanto al pago de viáticos para asistir a congresos nacionales e internacionales (mientras usted lee este artículo, el actual presidente del Colegio de Cirujanos Dentistas está de viaje –pagado por la institución– en Bangkok, Tailandia, donde participa en el congreso anual de la Federación Dental Internacional, que comenzó ayer y termina el 25 de setiembre).

Volviendo con los compromisos, también me gustaría conocer sus propuestas para que el fondo de retiro odontológico sea una verdadera “pensión complementaria”.

Yo diagnostico como principales problemas el desempleo y el subempleo profesional frente a necesidades de atención dental no satisfechas en la población; he dicho todo lo que quiero y esa es mi potestad como odontóloga votante.

Corresponde a los candidatos validar mi diagnóstico o proponer otro, pero, sobre todo, responder a la obligación de presentar soluciones señalando –muy especialmente– cómo van a concretarlas.

El gremio y el país merecen un cambio de rumbo hacia la mejora efectiva de condiciones laborales gremiales, directamente relacionadas con el acceso de la población a la salud dental.

Yalena de la Cruz es odontóloga.

  • Comparta este artículo
Opinión

Retos del Colegio de Dentistas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota