Opinión

Reducir costos entre la Caja y el INEC

Actualizado el 03 de julio de 2013 a las 12:01 am

Opinión

Reducir costos entre la Caja y el INEC

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Tenemos un país lleno de necesidades, donde la población clama por mejoras en el acceso a los servicios de salud, mayores oportunidades de trabajo, vías de comunicación y muchas otras cosas, que, sin embargo, no se concretan debido a las limitaciones económicas de las instituciones publicas involucradas.

Por eso, el país requiere gente visionaria que, dejando de lado los paternalismos hacia las instituciones, busque nuevas fórmulas para ellas. Un claro ejemplo, visto desde una perspectiva económica, es la situación que se da entre la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). Al respecto, podríamos hablar de una duplicidad de funciones, subutilización de información y pago doble al personal por realizar la misma labor.

La Caja ha realizado una sectorización nacional y ha dividido el país en pequeñas áreas, asignando a cada una de ellas funcionarios de atención primaria que se encargan de visitar, uno a uno, todos los hogares costarricenses, a fin de recopilar, entre otros, datos sobre indicadores económicos, sociales, de educación, laborales, geográficos y de salud.

Toda esa información permite crear un diagnóstico general de la población y de una forma muy fidedigna, pues cada hogar es visitado, incluso, más de una vez al año, lo cual permite evitar o minimizar el margen de error en los datos recopilados.

Ahorro para el Estado. Estoy seguro de que gran parte de esa información que maneja la CCSS sería de mucha utilidad para hacer un diagnóstico de Costa Rica, y le ahorraría al Estado el pago de millones de colones al INEC para obtener datos que ya existen y maneja otra institución pública, y a los que se puede acceder más rápidamente y con mayor exactitud, tomando en cuenta los sistemas electrónicos que tiene ya implementados la Caja.

No sé cuántos funcionarios tiene el INEC ni cuál es el tamaño de la planilla de encuestadores, pero bien se puede concluir que cualquier cifra es demasiado elevada para un producto que ya todos pagamos para que lo obtenga la CCSS mediante las visitas domiciliares de los técnicos de atención primaria.

Al respecto, seria muy interesante ahondar en este asunto, ponerle cifras y analizar la calidad de la información obtenida por el INEC, pues hay diversos sectores adonde nadie ha llegado, muchas calles por las que nadie ha pasado y muchas viviendas no visitadas,

PUBLICIDAD

Si hablamos de racionalización del gasto publico, debemos, entonces, buscar estrategias para reducirlo y crear alianzas entre instituciones para evitar la duplicidad de funciones, con pagos exagerados en planillas por hacer algo que ya tiene otra institución.

A tenor de lo anterior, podríamos adelantar que los recursos que se ahorren servirían para atacar la crisis financiera de la Caja Costarricense de Seguro Social y ayudar, de esa manera, a fortalecer esa gran organización que hemos forjado los costarricense en el sector salud.

  • Comparta este artículo
Opinión

Reducir costos entre la Caja y el INEC

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota