Opinión

Redes sociales más allá de presupuesto

Actualizado el 27 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

Opinión

Redes sociales más allá de presupuesto

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

He leído con atención la siguiente frase: “Lo de redes sociales nos está matando. No estamos respondiendo ni influenciando, ni siquiera monitoreando bien”. Este año como un costarricense más, tuve la oportunidad de publicar en este mismo diario dos artículos: “Gobierno y redes sociales” y “Gobierno, ciudadanía y redes sociales” .

El primero de ellos tenía como fin exponer la posibilidad del Gobierno para utilizar la tecnología y redes sociales para habilitar canales para una comunicación bilateral con los y las ciudadanos. En dicho momento mencionaba: “...es imperativo crear una estrategia inteligente sobre la utilización de dichos espacios virtuales, considerando: facilidad de acceso, promoción para su uso, orientación al ciudadano, medición de resultados, pero, sobre todo, que sea un canal real y de atención del Gobierno, pues solo así ganará la credibilidad necesaria en los ciudadanos”.

En el segundo de los artículos y ante la evidente desatención, objetivamente citaba que resultaría significativo tomar acciones conducentes a:

Conceptualizar la presencia en redes sociales con la misma importancia que se supone se maneja la comunicación persona a persona.

Establecer criterios para adaptar los contenidos publicados en las redes sociales teniendo presente los diferentes públicos .

Mejorar la calidad de los contenidos de las publicaciones.

Escuchar lo que dice el pueblo y contestar asertivamente –con hechos– lo manifestado mediante redes sociales.

Hoy día, conociendo que se ha destinado un monto nada despreciable para supuestamente atender de modo apropiado este canal de comunicación, pienso que independientemente de la cantidad de recursos que se asignen, lo importante es que el contenido de los mensajes sea verdadero y efectivamente transmitido.

No son las redes sociales por sí mismas las que afectan la posición de una persona o grupo respecto a un tema dado. Si una acción o evento sobre el cual se comenta en las redes es malo, perjudicial o mentira, no habrá presupuesto ni recursos que puedan revertir dicho efecto.

Una estrategia simple a considerar en el uso de redes sociales se circunscribe al aprovechamiento de la velocidad de comunicación y alcance que éstas facilitan para abrir el gobierno a los ciudadanos, tanto para aportar soluciones y opiniones como para rendir cuentas. Ciertamente por lo erosionado de la imagen de Gobierno, así como por el poco tiempo restante de esta administración, las redes sociales podrían ser ese punto de encuentro e intercambio de comunicaciones efectivas y reales con las personas; siempre y cuando la acción que provoque la comunicación sea verdadera, medible, transparente y políticamente correcta.

  • Comparta este artículo
Opinión

Redes sociales más allá de presupuesto

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota