Opinión

Radioterapia y los avances que salvan vidas

Actualizado el 24 de febrero de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Radioterapia y los avances que salvan vidas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La radioterapia ha tenido un gran avance científico y asistencial en el mundo, y Costa Rica, un país caracterizado por el alto perfil de su sistema sanitario, no se ha quedado atrás.

Solo en el 2013, alrededor de 3.000 pacientes recibieron este tratamiento en los hospitales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), institución que invierte, anualmente, millones de dólares en terapias oncológicas de primer mundo.

Se sabe que entre el 60% y el 70% de las personas con cáncer reciben radioterapia en algún momento de su enfermedad. El Consejo Sueco para la Evaluación de Tecnologías en Salud, informó, hace una década, que de los pacientes cuyo cáncer se ha curado, el 49% pasó solo por cirugía, 40% se curó solo con radioterapia o combinando esta con otras terapias, y un 11% se restableció con quimioterapia o una combinación de terapias.

En cuestión de diez años, la calidad y variedad de los tratamientos en esta especialidad han mejorado sustancialmente. Uno de los avances más importantes es la creación de Unidades de Tratamiento Multidisciplinario. Estas Unidades deben tener prioridad en los servicios hospitalarios y, dentro de ellas, el peso de cada médico especialista que la integra debe ser el mismo en la toma de la mejor decisión terapéutica para el paciente.

Tres son los saltos tecnológicos relevantes de la última década. El primero, las técnicas de imagen diagnóstica incorporadas en la planificación de tratamientos de radioterapia. El segundo, los modernos sistemas de planificación para mejorar la distribución de la dosis de radiación sobre el tumor. Y el tercero, la radioterapia con acelerador lineal de última generación, utilizada en la administración de dosis de radiación de forma más rápida, segura y con una gran precisión.

Nueva organización. La Asociación Costarricense de Oncología Radioterápica (ACOR) tiene entre sus fines promover la actividad clínica en epidemiología, prevención, patogenia, clínica, diagnóstico, tratamiento, valoración y pronóstico de las neoplasias, sobre todo del tratamiento basado en las radiaciones ionizantes.

Este grupo de profesionales surge en un momento en donde se ha potenciado la formación de médicos residentes con parámetros internacionales de calidad según especificaciones de Estro (Sociedad Europea de Radioterapia y Oncología, por sus siglas en inglés) y tenemos 12 estudiantes de posgrado en la especialidad.

PUBLICIDAD

El plan de estudios para estos futuros médicos especialistas incluye oncología básica, biología molecular, radiobiología, física de las radiaciones, patología, rotaciones en las diferentes subespecialidades de la oncología, así como la posibilidad de rotación fuera del país.

Sin duda, son grandes avances; sin embargo, en Costa Rica todavía falta adquirir nuevos equipos con tecnología de punta para desarrollar y aplicar tratamientos novedosos de alta eficacia. Los beneficios que aporta la nueva tecnología a los pacientes oncológicos hacen que el balance costo-beneficio sea favorable para la gran inversión que la Seguridad Social realiza en esta especialidad.

Julio C. Argüello M., presidente Asociación Costarricense de Oncología Radioterápica (ACOR).

  • Comparta este artículo
Opinión

Radioterapia y los avances que salvan vidas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota