Opinión

“Puedo hacer lo que quiera porque el pueblo me eligió”

Actualizado el 19 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

La gestión del Alcalde de Cartago deja mucho que desear

Opinión

“Puedo hacer lo que quiera porque el pueblo me eligió”

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El 11 de abril de 2012 , será muy recordado por los vecinos de la avenida 6 de Cartago. Como bien lo manifiesta el Sr. Germán Guzmán Araya en su Carta a la Columna del pasado 28 de agosto, el representante municipal Rodríguez decidió responder a los asistentes de la convocatoria que él había sido elegido por el pueblo, por lo que podía hacer lo que quería. Realmente, lo está cumpliendo muy bien.

Me complació escuchar que el tren sería nuevamente habilitado. Según las declaraciones de Rodríguez y de los ingenieros que lo acompañaban esa noche, el servicio llegaría hasta la basílica de los Ángeles (hasta aquí todo bien). Sin embargo, a partir del 1.° de mayo, la maquinaria municipal empezó a levantar la capa asfáltica en la avenida, quedando esta como una calle rural, y lo peor de todo es que fue dejada en estado de abandono desde hace más tres meses.

A partir de ese momento, se empiezan a generar situaciones incómodas para los habitantes del lugar. Sus casas se llenan de polvo, mismo que resulta perjudicial para su salud, el vehículo de una vecina sufrió un percance, producto de una parte de la línea férrea que fue desenterrada. Al realizar la afectada el lógico reclamo ante la Municipalidad, se recibe respuesta del Área Jurídica, en donde el encargado responde de forma textual lo siguiente “...ella ( la vecina) es conocedora de los trabajos que se realizan en la avenida, aun así ella se aventuró a viajar en su vehículo el día 29 de mayo por la relacionada vía, con ello asumió todo riesgo derivado de dicha travesía... No necesita de la comprensión del señor alcalde para que ella resuelva el incidente”. La vecina en cuestión vive en la avenida y tiene todo el derecho de utilizar su vehículo. El funcionario que redactó este escrito probablemente considera que somos “superhumanos” y que podemos echarnos el carro al hombro y colocarlo en el suelo cuando salgamos de la zona de “ travesía”. Dicho sea de paso, el día del incidente y posteriores, nadie estaba trabajando en la avenida y en esta nunca ha habido una correcta señalización que indique precaución o prohibición en el paso.

PUBLICIDAD

Transcurrieron 3 meses y la “Trocha de Rolo” (bautizada así por algún vecino), permanece abandonada. No se vislumbran trabajos en ella. El polvo sigue haciendo de las suyas en la salud y en los bienes materiales de quienes ahí habitan. Rodríguez cumple a cabalidad lo que dijo aquella noche del 11 de abril.

En vísperas del 15 de septiembre, la maquinaria de la empresa contratada por la Municipalidad empieza a correr con los trabajos. Ante la premura que los hace laborar hasta sábado y domingo, otra vez somos víctimas de la desorganización en la ejecución del proyecto. El tramo de la avenida entre calles 6 y 8 parece un botadero. En la esquina están tiradas las lajas de piedra que alguna vez eran las aceras, ahora, quebradas y arruinadas. Cúmulos de tierra que impiden el acceso a las cocheras de las casas (mi vecina del frente puede dar fe de ello), puentes de garajes que en su momento sirvieron de acceso a las casas se encuentran totalmente desnivelados.

Después de vivir tanto problema, los cartagineses estamos convencidos de que lo único que el servidor municipal Rodríguez sabe hacer bien, es “lo que él quiera”. Lástima que sus muchos actos vayan en contra del pueblo que lo eligió.

  • Comparta este artículo
Opinión

“Puedo hacer lo que quiera porque el pueblo me eligió”

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota