Opinión

Publicación sin objetividad

Actualizado el 22 de julio de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Publicación sin objetividad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Respecto a la nota “Criterio de médica enterró las multas a criaderos de dengue”, de la periodista Ángela Ávalos, publicada en la página 6A de La Nación el pasado domingo 13 de julio, deseo manifestar lo siguiente:

El enfoque de la periodista no refleja la realidad de lo que se dio en el conocimiento y procedimiento aplicado al expediente 19044, objeto de dicha publicación, como se puede verificar en las actas de la Comisión de Agropecuarios, donde se conoció el mismo, y la noticia no se escribe con la objetividad que se debe tener en el ejercicio serio del periodismo.

Como diputada, y en mi condición de presidenta de la Comisión de Asuntos Agropecuarios por tres años, en la Administración Chinchilla, la presidí con responsabilidad, seriedad y profesionalismo, siendo esta comisión una de las más prolíficas en proyectos de ley, dictaminados y aprobados hoy como leyes de la República, tales como la Ley de Transformación del IDA en el Inder o la Ley de Bienes Inmuebles, leyes que han impactado positivamente en el desarrollo de nuestro país.

El proyecto de ley 19044, que motivó este artículo, ingresó a la Comisión de Agropecuarios el día 25 de marzo del 2014, al orden del día, por mandato del presidente de la Asamblea Legislativa, que es quien distribuye los proyectos en comisiones según su criterio. Desde su ingreso, varios asesores legislativos mencionaron una serie de defectos que traía el proyecto en mención. No obstante, se procedió a cumplir con los trámites establecidos, según el reglamento de la Asamblea Legislativa, entre ellos su publicación en La Gaceta , las consultas a Servicios Técnicos y otras instituciones. (Generalmente se hacen las consultas obligatorias y las que, adicionalmente, los legisladores consideren convenientes.)

En la Comisión de Agropecuarios, los diputados asumimos, durante el tiempo en que llevamos a cabo nuestra labor, el compromiso de trabajar con los proyectos que llegaran a la Comisión, mejorándolos, aclarándolos y fortaleciéndolos, de manera que salieran lo mejor posible para su trámite de aprobación en el Plenario legislativo. Por lo tanto, fue común el presentar mociones que permitieron corregir algunas omisiones o aclaraciones importantes, para que, una vez aprobado el proyecto, se pudiera aplicar la ley.

El proyecto de ley 19044 presentaba una serie de inconsistencias que fueron señaladas por los asesores legislativos y por diferentes legisladores, pues se limitaba a imponer multas a personas por mantener condiciones propicias para la reproducción del dengue, pero no había, en la mayoría de los casos, una relación equivalente entre las infracciones y las multas que se planteaban. Era un proyecto demasiado corto, el cual resultaba difícil corregir, sin que este perdiera la conexión con el título y la exposición de motivos. Era un proyecto solamente sancionatorio, para lo que no era necesario una Ley, sino que las sanciones perfectamente se podían proponer vía reglamento o decreto, por lo que se consideró, por parte de la mayoría de los legisladores, que era importante presentar un nuevo proyecto que recogiera estas inquietudes y permitiera un abordaje integral del problema: en este caso, del dengue.

Como parte de los procedimientos establecidos vía reglamento, está la posibilidad de convocar a expertos en el tema, objeto del proyecto de ley, para ampliar criterios. Por lo tanto, se presentó una moción, que fue aprobada por unanimidad de los diputados presentes en la Comisión, para convocar a la Dra. Guiselle Guzmán Saborío (hija mía), quien es epidemióloga, experta en estos temas y con una gran experiencia a nivel nacional e internacional, según se puede corroborar con la Organización Panamericana de la Salud, el Centro de Investigaciones de Enfermedades en EE. UU., etc, además de ser la jefa del Departamento de Salud Pública de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). Se trataba, pues, de conocer su criterio sobre esta enfermedad y pedirle asesoría para mejorar el proyecto de marras. Se hizo, repito, mediante una moción que firmamos varios diputados, y aprobada por unanimidad. El criterio de la Comisión para solicitar una exposición del tema del dengue a la Dra. Guzmán se realizó por su nivel de expertis en el tema.

En su comparecencia, la Dra Guzmán Saborío, en la forma profesional que la caracteriza, y aclarando siempre que era su criterio personal, llevó una exposición que presentó a la Comisión explicando sobre la enfermedad, su impacto y las recomendaciones para abordar este problema. Dentro de sus preocupaciones estaba la necesidad de tener establecida una estrategia integral nacional para hacerle frente al dengue.

Tras varias observaciones de parte de los legisladores, que están registradas en el acta número 54 del día 8 de abril del 2014, varios de ellos, no esta diputada, mencionaron que este proyecto debía mejorarse, y, por las características mencionadas, no era objeto de reformulación, por lo que propusieron su archivo, lo cual se acordó con una votación unánime.

Dado que era una iniciativa del Poder Ejecutivo y, sobre todo, del Ministerio de Salud, me ofrecí como muchas veces lo hice, a presentar un nuevo proyecto mejorado, que subsanara las debilidades del presentado y cumpliera con sus intenciones en el menor plazo posible.

Concluida la sesión de la Comisión de Agropecuarios, llamé por teléfono a la Dra. Daysi Corrales, ministra de Salud, le expliqué las razones del archivo del proyecto y le ofrecí toda la colaboración de mi despacho para presentar un nuevo proyecto a la mayor brevedad posible, poniendo a las órdenes del despacho de la señora ministra a mis asesores legislativos, quienes se pusieron en contacto con personal médico del Ministerio de Salud, según recomendación de la Dra. Corrales, para atender de inmediato este asunto. Dicho proceso no se concluyó por razones ajenas a nuestro alcance, como la dificultad de los encargados del Ministerio de Salud para reunirse y el corto tiempo que le quedaba a nuestra gestión legislativa.

Cuando la periodista me llamó el día viernes, le expliqué todo esto, pero me llama la atención la forma en que ella saca de contexto mis palabras, y no es para nada fiel a mis declaraciones. De la misma forma, llama poderosamente la atención que la periodista dice que no localizó a la Dra. Guzmán, a través de la Oficina de Prensa de la Caja.

La Dra. Guzmán no recibió ninguna llamada, ni mensaje en su teléfono, ni a través de su oficina. Además, siendo la doctora hija mía, me extraña que la periodista no me haya pedido el número celular de ella, que con mucho gusto le hubiera facilitado, siendo que las dos somos mujeres profesionales y honorables, que respondemos con la verdad y que estamos realmente interesadas en que se presente un proyecto de abordaje integral para una problemática tan seria como lo es el dengue en nuestro país, y que afecta indiscriminadamente a nuestra sociedad.

Tal como le expliqué a la periodista, en el momento en que se dictaminó el proyecto 19044 la CCSS no se había pronunciado ni a favor ni en contra del mismo, tal como se puede comprobar en el expediente. Si la CCSS lo hizo, posteriormente al dictamen, la periodista debió, por ética profesional, mencionarlo así en el artículo.

Como puede ver y consta en actas, la intención de la Dra. Guzmán fue de colaboración con la Comisión, explicando, según su criterio personal y profesional, el abordaje que se debe dar a la problemática del dengue en Costa Rica.

De mi parte, seguiré siempre dando lo mejor de mí para servir a mi país con amor y honradez.

Annie Saborío Mora, exdiputada (2010-2014) y expresidenta de la Comisión de Asuntos Agropecuarios (2010-2012-2013).

  • Comparta este artículo
Opinión

Publicación sin objetividad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota