Opinión

Playas: avances en la calidad microbiológica

Actualizado el 08 de marzo de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Playas: avances en la calidad microbiológica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El Laboratorio Nacional de Aguas ha evaluado sistemáticamente, desde 1996, la calidad sanitaria de las principales playas de Costa Rica, en el marco del Programa Bandera Azul Ecológica . En el informe, titulado “Calidad microbiológica de las aguas de las playas en el período 2011-2012 y su comparación con los promedios históricos en 1996-2010 en Costa Rica” se analizaron aguas de mar en el período 2011-2012, en 136 playas y dos muelles (Alemán, Moín); y se compararon los promedios geométricos de coliformes fecales/100mL (CF/100mL) de 88 playas, del periodo 1996-2010, con el propósito de establecer estos datos como línea base de su caracterización sanitaria.

Los resultados indican que 86 (61,9%) aguas de mar son de excelente calidad, 49 (31,7%) de buena calidad, cinco (3,6%) de regular calidad, una (0,7%) de mala calidad, una (0,7%) de muy mala calidad y dos (1,4%) de pésima calidad.

La comparación entre las 88 playas demuestra que en 69 (78,4%) playas ha disminuido levemente la contaminación fecal excepto en el Balneario Municipal de Limón, en el cual, aunque el agua de mar sigue siendo no apta para la natación, la densidad de coliformes fecales disminuyó de 7.795 CF/100 mL a 1.657 CF/100 mL; aún persisten tres playas no aptas para la natación y varias con riesgo sanitario debido a las descargas de aguas residuales y desembocadura de ríos y esteros. Sin embargo, en 21 (23,9%) playas mejoró la calidad sanitaria, pasando de clase A (buena) a clase AA (excelente). Las causas de esta mejoría podrían ser estas:

Los años 2011 y 2012 fueron poco lluviosos, lo que provocó un menor arrastre de la contaminación fecal por erosión hacia las playas.

Los comités locales en las playas participantes han realizado acciones correctivas, junto con las Áreas de Salud y las municipalidades, respectivas, como ha sucedido con Jacó y Tamarindo.

La aplicación del Reglamento de “Vertidos y Reúso de Aguas Residuales” ha favorecido el tratamiento de las aguas de hoteles e industrias ubicadas en las zonas costeras. Falta mucho por hacer y la mejoría podría convertirse en deterioro de este patrimonio turístico si no se cumple con la construcción de los proyectos “Mejoramiento Ambiental de San José” y “Limón Ciudad Puerto”; y de los alcantarillados en las zonas costeras como Quepos, Tamarindo y Puerto Viejo entre otros; pero, sobre todo, debemos educar a nuestros ciudadanos, con el propósito de cambiar la cultura del “mínimo esfuerzo” como es el depositar los desechos sólidos y líquidos en el río más cercano a sus viviendas.

PUBLICIDAD

En la Comisión Nacional seguiremos uniendo esfuerzos para alcanzar el objetivo “superior” de mejorar las condiciones higiénicas sanitarias y la salud pública de todos los habitantes de Costa Rica.

  • Comparta este artículo
Opinión

Playas: avances en la calidad microbiológica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota