Planificar y priorizar

Hemos avanzado, pero estamos muy rezagados en competitividad y desarrollo

Últimas noticias

No hay desarrollo sin planificación. Mientras los asiáticos planifican y hacen evaluaciones a 20 años, los costarricenses y los partidos políticos hacen programas a 4 años. Para muestra, veamos lo que ha sucedido con nuestra infraestructura, donde todos los puentes y carreteras están colapsando por falta de mantenimiento e inversión ante un Conavi y MOPT debilitados.

A pesar de tener la figura legal de alianzas público-privadas por más de una década, los resultados han sido muy limitados. Los puertos de Limón están rezagados hace más de una década. Con preocupación, hoy vemos un ICE con altos costos operativos en energía debido a que está quemando fósiles, ante la resistencia de realizar alianzas con el sector privado y la falta de una apertura ordenada.

Otro ejemplo, es la falta de un plan de ordenamiento territorial por parte del INVU y municipalidades. En el campo de la salud, la falta de nuevas inversiones en especialistas, infraestructura, tecnología y mala gestión, tiene a la CCSS en graves dificultades. Los problemas de contaminación de nuestros ríos y mares no se han podido resolver. La congestión del tránsito se ha vuelto caótica. Poco se ha avanzado en el programa de carbono neutral. Los problemas de seguridad y drogas no parecen resolverse a pesar de grandes esfuerzos. Los problemas de gobernabilidad han venido en aumento con las resoluciones de la Sala Cuarta y el Contencioso Administrativo.

Nuestra justicia no ha logrado acortar severamente los plazos. Todavía vivimos la era del papel. Nuestras cárceles están saturadas. Todos los días inventamos un nuevo trámite. Nuestras telecomunicaciones se modernizan por los nuevos actores en el mercado. Nuestra refinería era obsoleta hace décadas. Nunca hemos hecho un inventario riguroso de cuáles leyes y decretos están obsoletos. Herramientas legales pueden paralizar por años cualquier proyecto. Varias instituciones ya han cumplido su ciclo de vida y aun permanecen abiertas. Nuestro Congreso está paralizado por su reglamento interno.

Finanzas públicas. Costa Rica sigue viviendo recurrentes problemas fiscales que afectan nuestra sostenibilidad. Seguimos creando nuevas instituciones públicas y obligaciones sin soporte financiero. El tamaño del Estado sigue creciendo sin planificación. Su peso en nuestra economía supera el 56% del PIB. Por cada colón de ingresos, gastamos 1,8 colones y seguimos endeudándonos.

Hemos creado un gasto público muy rígido. Los salarios y pensiones son el 40% del gasto, la deuda pública es el 33% y las transferencias a otras instituciones el 17% y al Gobierno lo hemos limitado a un 10% para infraestructura y compra de servicios. Hemos creado una serie de privilegios salariales que están disparando el gasto público. En los últimos 12 años no hemos logrado aprobar un paquete tributario que mejore los ingresos fiscales. No hay una cultura tributaria. La falta de transparencia, eficiencia y productividad del Estado está afectando la confianza de los contribuyentes.

Educación. La calidad de la educación pública sigue siendo cuestionada y no está cumpliendo las exigencias de un mundo cada vez más competitivo. No puede aceptarse que los alumnos de los colegios privados duplican la probabilidad de ingresar a nuestras universidades públicas. No es aceptable que con tantos recursos invertidos en educación, solo un tercio de los alumnos que ingresan a los colegios públicos se gradúan. Se sigue reclutando educadores de universidades que no están certificadas.

No hemos sido estrictos en los filtros de ingreso para nuestros educadores. Hemos fallado en la capacitación y evaluación debido a las presiones sindicales. Hemos logrado pocos avances en las áreas claves de nuestro futuro, como son las matemáticas y la ciencia. En el campo universitario debido a su mal entendida autonomía, no se logrado medir calidad y resultados. La oferta de carreras de ingenierías y ciencias es muy limitada.

Los trabajos de investigación y el desarrollo de nuevas patentes comerciales han sido incompletos. El enlace entre las universidades y el sector privado no ha dado resultados exitosos. Los colegios técnicos y científicos no han podido suplir la demanda del mercado.

El INA, a pesar de sus abundantes recursos no se ha transformado a la velocidad que requiere el sector privado y público. En los países asiáticos los técnicos son el 40% de la fuerza laboral.

Hemos avanzado, pero estamos muy rezagados en competitividad y desarrollo. Algo hemos hecho mal para que países asiáticos que en los años sesenta eran más pobres que Costa Rica hoy nos superan en desarrollo tecnológico, social y económico. No hagamos lo del pasado, hoy tenemos una sociedad menos igualitaria, cansada y preocupada con un futuro incierto, en un contexto mundial poco previsible. Tenemos que mejorar la gobernanza y reforzar las coordinaciones de políticas económicas y sociales. Planifiquemos y establezcamos metas ambiciosas.

El fijar prioridades y controles es clave.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Planificar y priorizar