Opinión

Plan de manejo en el Parque Nacional Cahuita

Actualizado el 09 de enero de 2013 a las 12:00 am

El modelo implementado en el Parque Nacional Cahuita ha sido exitoso

Opinión

Plan de manejo en el Parque Nacional Cahuita

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Plan de manejo en el Parque Nacional Cahuita - 1
ampliar
Plan de manejo en el Parque Nacional Cahuita - 1

Costa Rica ha realizado esfuerzos por conservar sus ecosistemas por medio del establecimiento de áreas silvestres protegidas (ASP). De esta acción ha construido una imagen internacional de país conservacionista, que genera divisas y dividendos económicos por concepto de turismo nacional e internacional. Asimismo, ha recibido miles de dólares gracias a la cooperación internacional; esto gracias a más de 50 años de conservación en el país. Ante dicho panorama, pocas veces nos detenemos a reflexionar sobre el costo e impacto social, cultural y los conflictos generados de dichas acciones de conservación.

Un reciente estudio realizado por CoopeSoliDar R.L. (2012), sobre las dimensiones sociales de la conservación en las áreas protegidas marinas en Centroamérica y Costa Rica brindó resultados importantes para el país. La investigación demostró que, desde la percepción de algunas de las personas residentes en las comunidades aledañas a ciertas de estas áreas del país, es el sector local el que ha soportado principalmente los costos de la conservación.

En muchos casos, miembros de las comunidades han perdido su tierra, el acceso a actividades de subsistencia y no han accedido a nuevas fuentes de empleo. No se respeta su identidad y tradiciones, y quedan fuera del proceso de toma de decisiones, siendo un sector vulnerable desde lo social, lo cultural y lo económico.

El estudio resalta la importancia de brindar mayor atención a los aspectos sociales de la conservación y abordar a las personas locales como aliados en la conservación y no solamente como una amenaza.

En el Caribe costarricense, el Parque Nacional Cahuita es la única experiencia, concreta y de hecho, de comanejo existente en el país. Este es un ejemplo de alrededor de 20 años desarrollada por las autoridades del Área de Conservación La Amistad Caribe y la comunidad de Cahuita. El proceso ha superado conflictos y ha promovido una auténtica participación en la toma de decisiones a través de las instancias legítimamente establecidas en el marco de la ley de biodiversidad, tales como el Consejo Regional de Área de Conservación y el Consejo Local de Cahuita.

El presente año, en el marco de la investigación de Maestría en Desarrollo Sostenible de la UCR, he realizado un estudio para analizar la situación del modelo de gobernanza de esta importante área del país. Los resultados demuestran un impacto positivo en los temas sociales y de gestión de manejo del área silvestre protegida. La comunidad de Cahuita apoya al área y al modelo de gobernanza de comanejo; esto, producto de la participación en los espacios de toma de decisión y los beneficios locales de la gestión. El Consejo, gracias a la recaudación de las donaciones, ha permitido desarrollar proyectos en la comunidad y el parque. Se implementa un riguroso sistema de control del dinero, supervisado en distintos niveles. Se han determinado aspectos de éxito: capacidad organizativa, liderazgo local, sentido de pertenencia, apertura del Minaet para trabajar con la comunidad y valoración de la identidad afrocostarricense y cahuiteña.

PUBLICIDAD

Lamentablemente, y pese a que una reciente auditoría promovida por el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) demostró el buen manejo de los fondos y donaciones recibidas, este instruyó que al 31 de diciembre del presente año se debe detener la recaudación de las donaciones dentro del Parque Nacional Cahuita dadas por los turistas y señala que no pueden seguir apoyando a personal local para manejar el área. Desde mi perspectiva y la de líderes locales, con estas acciones se estaría debilitando la única experiencia de manejo participativo en el país.

El modelo de gobernanza implementado en el Parque Nacional Cahuita ha sido exitoso y podría ser replicable en otros contextos. Se deben aprovechar las lecciones para crear un marco legal que le dé una base sólida a un modelo que ha demostrado ser beneficioso para el área y la comunidad. Finalmente, con apoyo de cooperación internacional se está desarrollando un plan de manejo en Cahuita. Este debe buscar fortalecer el modelo de gobernanza y respetar la historia, la cultura y la identidad existente en el área.

  • Comparta este artículo
Opinión

Plan de manejo en el Parque Nacional Cahuita

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota