Opinión

El premio Pío Víquez en el Ministerio de Cultura y Juventud

Actualizado el 28 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Opinión

El premio Pío Víquez en el Ministerio de Cultura y Juventud

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Suscitó considerable preocupación y molestia el temor de que el proyecto de ley N.º 17.853, que busca la actualización y el reordenamiento de los Premios Nacionales de Cultura, eliminase tácitamente el premio de periodismo Pío Víquez, al no nombrarlo en el cuerpo de reconocimientos destinados a premiar el quehacer artístico y cultural que comprende dicha iniciativa.

Vale recapitular que este proyecto de ley obedece a la necesidad histórica de reordenar y equilibrar los diversos galardones que desde 1961 han sido creados, y que en el caso de las diversas disciplinas artísticas, adolecen de inequidad tanto en el número de categorías de premiación existentes entre diversas disciplinas, como en las dotaciones económicas que les acompañan. Además, actualmente no son sujeto de premiación importantes ámbitos del quehacer artístico y cultural, como la producción audiovisual o la investigación, claramente merecedores también de estímulo y distinción.

Ahora bien, a esta demanda de modernización de los Premios Nacionales se suma una situación apremiante, que al día de hoy hace peligrar el otorgamiento de los galardones correspondientes al 2013. Según la normativa vigente, la Asociación de Autores de Obras Literarias, Artísticas y Científicas de Costa Rica, creada por ley N.° 2366 en 1959, nombra representantes en la mayoría de los premios nacionales: el Magón, los Aquileo J. Echeverría, los premios de Teatro y el Pío Víquez. Dado que dicha Asociación cuenta con una situación jurídica irregular, es incapaz de designar los integrantes que permitan conformar el cuórum estructural de los jurados respectivos. Esta situación sólo puede ser solventada mediante un cambio de legislación.

El esfuerzo de actualizar los Premios Nacionales supuso para el Ministerio de Cultura y Juventud una ardua tarea, pues los diversos reconocimientos que existen hoy son fruto de diversas leyes y decretos, y entre ellos se encuentran galardones que, como el de Mérito Civil, son ajenos al ámbito de rectoría de esta cartera.

Por este motivo, la propuesta de ley traslada el galardón del Mérito Civil –que premia méritos especiales en la protección de la vida humana–, al Ministerio de Seguridad Pública.

Sin embargo, en el caso del premio de periodismo Pío Víquez, no existe una instancia ministerial a la cual claramente pueda adscribirse dicho galardón. Por ello, el proyecto de ley omite la referencia al Decreto que creó este premio (N.º 24982-C), más allá de su mención en el Transitorio II, que faculta por una única vez al Ministerio de Cultura y Juventud a nombrar el o la representante que la Asociación de Autores es incapaz de designar en dicho premio, a fin de posibilitar su entrega para el presente año.

PUBLICIDAD

El hecho de que no se mencione el Pío Víquez no implica la derogatoria tácita del premio: para que tal supresión operara, el proyecto de ley tendría que nombrar un galardón con el mismo objeto o nombre, lo cual –como puede comprobarse en el texto publicado en el Alcance Digital N.º 91 del 15/5/2013– no se plantea.

El Ministerio de Cultura y Juventud tiene plena conciencia de la importancia que para la vida democrática reviste el periodismo, y del valor simbólico que tiene el premio Pío Víquez para la sociedad costarricense. Por ello, ha tomado la previsión de solventar la confirmación del jurado para su otorgamiento en este año, y ha adquirido el firme compromiso, no solo con el Colegio de Periodistas de Costa Rica, sino ante el país, de mantener la administración de dicho premio, en atención a la trascendencia que conlleva. Es por este motivo que emprendemos actualmente las acciones necesarias para fortalecer este decreto, corrigiendo la conformación de su jurado y asegurando así su continuidad.

  • Comparta este artículo
Opinión

El premio Pío Víquez en el Ministerio de Cultura y Juventud

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota