Opinión

Peligrosa confusión de Buruma

Actualizado el 27 de enero de 2013 a las 12:00 am

La malafe y el deseode confundiry provocar

Opinión

Peligrosa confusión de Buruma

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ya me extrañaba que no se había dado en nuestro medio reacción alguna de cara al mensaje del Santo Padre a la Curia Romana del 21 de diciembre del año pasado. La claridad de este y su contundencia habían pasado desapercibos. Pero la reacción viene en un articulo enlatado de I. Buruma , profesor de Bard College en New York y dedicado a la literatura y a estudios orientales (Página quince, 29A, 10/01/13).

La formación de Buruma –que parece un hombre realmente culto– hace extraño que diga que el discurso del Papa sea confuso. No puede ser mas claro: un informe sobre los viajes pontificios a México y Cuba, unas reflexiones derivadas del encuentro de familias en Milán y otras en torno al Año de la Fe que estamos viviendo. Nada complicado para quien desea entender.

Tergiversaciones. Lo que Buruma no digiere y busca contradecir a partir de sus propios intereses, es cuanto el Papa dice acerca de la familia y su ataque directo a la ideología de género. Sencillamente no lo logra y, como tampoco comprende bien lo que el Santo Padre afirma, lo tergiversa, lo deforma y hace decir al discurso lo que jamás Benedicto XVI dijo ni intentó insinuar.

Buruma hace referencia –en su realmente confuso y creativo artículo– de violencia sexual, comenta un caso en India y luego pasa a atacar un mensaje que, por sus características, él mismo afirma no entender. Luego, ante lo que se afirma en el discurso papal del 21 de diciembre sobre cuestiones antropológicas básicas, compromiso y vínculos estables, roles y lazos familiares, acaba concluyendo cosas acerca de personas homosexuales y violencia sexual que, verdaderamente, no me explico de dónde lo sacó este profesor alemán que se gana la vida en Estados Unidos escribiendo sobre el mundo cultural asiático.

Confusiones y evasiones. No apareciendo ni una sola referencia a la homosexualidad en el discurso del Papa de diciembre, es extraño que más de la mitad del texto que comentamos insista en un tema que no se menciona. Y, habiendo en el mensaje una larga reflexión acerca de la ideología de género, ni siquiera se hace referencia a este asunto que, de paso, el Santo Padre trata con elocuente claridad y así ha sido reconocido últimamente por “tirios y troyanos”.

PUBLICIDAD

La obra de Gilles Bernheim que cita el Papa es un tratado de gran interés y profundidad. De eso nada dice Buruma. Solamente lo cubre con una nube de duda, lo desacredita y expresa extrañeza dada la condición de judío del autor. Obvia el profesor de Bard indicar que el Papa también cita a S. de Beauvoir de modo explícito (extraña omisión).

Mala fe. Aparte del título nefando de la nota que traduce E. Flamini (sin decir nada adicional sobre la caricatura que acompaña el escrito de marras) y del triste concepto de sexualidad humana que maneja Buruma, me resulta sin solución otra cosa: insistir en relacionar el discurso del 21 de diciembre con los seis individuos que atacaron a una mujer en Deli. Una ciudad que, sea dicho de paso, lleva 40 años contemplando cómo la violencia sexual empeora día con día. En una palabra: la relación que hace el autor solo se explicaría como movida por la mala fe y el deseo de confundir y provocar.

Finalmente, es necesario que los católicos comencemos realmente a ser consumidores más críticos de la información. Artículos como el de Buruma u otro reciente de J. Sagot (3/01/2013) sirven de práctica.

Dr. Mauricio Viquez Lizano, pbro. Profesor UCR. Profesor-tutor Bioética y Derechos Humanos, UNED.

  • Comparta este artículo
Opinión

Peligrosa confusión de Buruma

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota