Opinión

Pasajes de bus más justos

Actualizado el 12 de noviembre de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Pasajes de bus más justos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Desde mi llegada a la Intendencia de Transporte de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), he insistido en la necesidad de conocer con mayor exactitud la cantidad de personas que se transportan en autobús. Ese dato es fundamental para la Aresep, pues incide directamente en el cálculo de los pasajes: a mayor cantidad de pasajeros menor es la tarifa, y viceversa.

El dato también es esencial para el Consejo de Transporte Público (CTP) porque es utili-zado para definir el esquema operativo de las rutas de autobús, esto es, la cantidad de unidades y los horarios en los cuales las empresas autobuseras deben prestar el servicio.

El esquema operativo que defina el CTP también incide directamente en las tarifas del servicio.

Igualmente, para los empresarios autobuseros la cantidad de pasajeros transportados es fundamental porque define los ingresos y la recuperación de sus gastos de operación e inversión.

Aunque el Estado ha confiado la prestación del servicio a empresas privadas, por tratarse de un servicio público, por ley están sujetas a la regulación y la fiscalización de la Aresep. Por tanto, dichas compañías están en la obligación de suministrar datos confiables y oportunos de todos los aspectos relativos a la prestación del servicio, incluso la cantidad exacta de pasajeros que movilizan.

Auditorías de demanda. Para fiscalizar la exactitud de la información que reportan las empresas autobuseras, la Aresep cuenta con un programa de auditorías en el campo para medir la cantidad de pasajeros, con la colaboración de la Universidad de Costa Rica, por medio del Programa de Desarrollo Urbano Sostenible (Produs) de la Escuela de Ingeniería Civil.

Sería de esperar, con los datos en mano, que el CTP revise las condiciones de operación (cantidad de buses, horarios, número de carreras), lo que redundaría en servicios ajustados a las necesidades de los usuarios.

La supervisión es importante porque el verdadero problema de las tarifas tiene su origen en la definición de las condiciones de operación de cada ruta que el CTP autorizó en el pasado.

La Aresep, por su parte, podrá calcular, con esos insumos, precios de pasajes más justos, determinados con datos más precisos.

La primera fijación de tarifas utilizando estos estudios se hizo para las rutas de Tobosi (126, 131 y 132), y resultó en disminuciones que van desde el 5% hasta el 43% en la mayoría de ellas, lo cual favorece a los usuarios y garantiza, en todo momento, el equilibrio financiero de la empresa prestadora del servicio.

Pago electrónico. Si bien las auditorías de campo permiten determinar las deficiencias o la veracidad de la información suministrada por las empresas autobuseras, es necesario, con urgencia, echar a andar el sistema de pago electrónico, que, entre muchos otros beneficios, permitirá contar con información en tiempo real sobre la movilización de pasajeros y otras variables fundamentales para el cálculo de la tarifa.

El Banco Central, el MOPT y la Aresep firmaron un convenio para diseñar y ejecutar un sistema de pago electrónico en el servicio de autobús. El Banco Central, conjuntamente con las instituciones financieras pertenecientes a la Asociación Bancaria Costarricense (ABC), le presentó al viceministro de Transportes una propuesta en la cual el sector de la banca está dispuesto a poner en marcha el sistema de pago electrónico.

La participación del Banco Central y del sistema financiero en este proyecto es garantía de capacidad de ejecución y transparencia para todas las partes.

Recientemente, las autoridades de las tres instituciones han avalado la propuesta planteada por los equipos técnicos, partiendo de que esta es una gran decisión del Estado y, como tal, requiere el alineamiento del conjunto de actores.

Un mejor servicio. Los usuarios exigen y merecen la modernización del sistema de transporte público, un sistema eficiente que les permita llegar lo más rápido posible a su destino, a cambio de un pasaje más justo, acorde con la calidad del servicio que reciben. El objetivo es mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Poner orden no es fácil, pues pareciera que hay fuertes intereses empeñados en que las cosas no cambien. Sin embargo, dichosamente, también hay empresarios, usuarios e instituciones interesadas en que las reglas estén más claras para todas las partes y que el servicio de autobús se modernice.

En la Autoridad Reguladora, asumimos el compromiso de transparentar los costos y las condiciones en que opera el sistema de transporte público, y fijar pasajes que se ajusten mejor a la cantidad y la calidad de este, para lo cual es necesario el apoyo de los demás actores involucrados.

  • Comparta este artículo
Opinión

Pasajes de bus más justos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota