Opinión

Parque nacional Jorge Manuel Dengo

Actualizado el 02 de marzo de 2017 a las 12:00 am

Opinión

Parque nacional Jorge Manuel Dengo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Jorge Manuel Dengo Obregón (1918-2012), reconocido ingeniero y benemérito de la patria, es recordado como fundador del ICE, vicepresidente de la República (1986-1990), ministro (1982-1986) y experto en planificación y atención de desastres naturales (Oficina de Defensa Civil 1964). Pero también tiene una faceta para muchos algo desconocida, aunque no por ello menos importante.

Dengo fue un gran conservacionista e interesado en los recursos naturales antes de que tuviéramos en el país nuestra legislación de áreas protegidas. Trabajó desde el ICE en la protección de la cuenca del río Grande de Orosi, lo que luego sería la Reserva Forestal Río Macho y que en la administración Rodríguez Echeverría se transformó en el Parque Nacional Tapantí.

Sin la visión de don Jorge, nunca hubiéramos tenido este importante parque nacional que nos aporta la mitad del agua que usamos en el área metropolitana y que nos genera una fuente de hidroelectricidad.

La Earth. Su interés por la conservación se tradujo en otro gran legado para Costa Rica: la universidad Earth.

Recién regresado de mis estudios de posgrado en 1988, fui contratado por la Earth como abogado y estuve bajo el alero de don Jorge Manuel por muchos años.

El trabajar para la Earth me permitió conocer en detalle a don Jorge y también a un grupo muy distinguido de costarricenses que fundaron y administraron dicha universidad en sus inicios.

Recuerdo con mucho cariño a Rodolfo Cortés, Hernán Fonseca y Luis Alberto Monge, así como a sus primeros directores, Jorge Sauma y José Zaglul. Ahí nació una gran admiración hacia don Jorge Manuel el conservacionista, que me inspiró e influyó luego en mis cargos públicos como viceministro y ministro del Minae.

Hoy tenemos la oportunidad de reconocerle a don Jorge Manuel su legado conservacionista nombrando un nuevo parque nacional en su memoria.

Zona para protección. Todos los sitios de importancia ya están protegidos. Todos menos uno, en la cuenca media del río Savegre.

A principios del siglo se trabajó en la ejecución del proyecto de desarrollo sostenible en la cuenca del río Savegre con el apoyo de la Cooperación Española y el INBio.

Como ministro de Ambiente en esos años, le solicité al proyecto verificar si dentro de la cuenca del Savegre existían áreas con potencial de conservación. Después de un buen trabajo de campo se nos informó que había dos bloques importantes de bosques en propiedad del Estado de alrededor de 5.000 hectáreas cada uno.

En el 2006 creamos uno de estos bloques, el Parque Nacional Los Quetzales, área fundamental ya que protege páramos y bosques de roble en condiciones prístinas de gran valor hidrológico.

El segundo bloque tenía un grave inconveniente, que en esos momentos hizo imposible nuestra tarea de convertirlo en parque nacional.

El ICE tenía planeado desarrollar un proyecto hidroeléctrico en ese sector y acordamos con el entonces presidente de la institución no avanzar con el segundo parque nacional.

Hoy, nuevos hechos han hecho cambiar sustancialmente las anteriores condiciones y deberíamos retomar la iniciativa de crear este segundo parque nacional en la cuenca del río Savegre: uno, la decisión del presidente, Luis Guillermo Solís, y de su ministro de Ambiente de declarar el río Savegre como zona libre de obras de infraestructura, decisión que aplaudimos, pues debemos garantizar el libre flujo de ciertos ríos por sus valores y beneficios biológicos, y, segundo, la reconsideración del ICE en seguir adelante con su projecto hidroeléctrico.

Honrar la memoria de un ilustre costarricense como lo fue don Jorge Manuel Dengo Obregón con el nombramiento de este nuevo parque nacional es un pequeño tributo a su obra y legado.

Al ministro de Ambiente y Energía, Edgar Gutiérrez, y al presidente del ICE, Carlos Manuel Obregón, aquí les dejo la iniciativa.

El autor es exministro de Ambiente.

  • Comparta este artículo
Opinión

Parque nacional Jorge Manuel Dengo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota