Opinión

El Papa y su deseo para este domingo

Actualizado el 02 de junio de 2013 a las 12:00 am

El Santo Padre hace una invitacióna ejercerla misericordia

Opinión

El Papa y su deseo para este domingo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El Papa  y su deseo para este domingo - 1
ampliar
El Papa y su deseo para este domingo - 1

Desde que fue nombrado sucesor de San Pedro, el papa Francisco no ha dejado de sorprendernos con su exquisita autenticidad, humildad y sencillez. La anécdota de la llamada telefónica que hiciera desde el Vaticano al puesto de revistas y periódicos de su barrio, en Buenos Aires, para que por favor dejaran de enviarle el periódico a su apartamento “porque ya no lo necesitaría más” es una de muchas que muestran cómo el Papa ha conservado su tradicional forma de ser, que tanto cariño y admiración le ha permitido cosechar.

Querido Quique. “Querido Quique: Hoy recibí la carta del pasado 1° de mayo. Me trajo mucha alegría, la descripción de la Fiesta Patronal me trajo aire fresco. Yo estoy bien y no he perdido la paz frente a un hecho totalmente sorpresivo, y esto lo considero un don de Dios. Procuro tener el mismo modo de ser y de actuar que tenía en Buenos Aires, porque, si a mi edad cambio, seguro que hago el ridículo.” - El domingo anterior, el padre Enrique Martínez compartió en Argentina esta carta recibida de puño y letra del Papa - “No quise ir al Palacio Apostólico a vivir, voy sólo a trabajar y a las audiencias. Me quedé a vivir en la Casa Santa Marta, que es una casa (donde nos alojábamos durante el Cónclave) de huéspedes para obispos, curas y laicos. Estoy a la vista de la gente y hago la vida normal: misa pública a la mañana, como en el comedor con todos, etc. Esto me hace bien y evita que quede aislado. Quique, saludos a tus feligreses. Te pido, por favor, que reces y hagas rezar por mí. Saludos a Carlos y Miguel. Que Jesús te bendiga y la Virgen Santa te cuide. Fraternalmente, Francisco. Vaticano, 15 de mayo 2013”.

Fidelidad al evangelio. Su amor y fidelidad al evangelio, y su preocupación por la Iglesia y por todos aquellos que sufren, ha quedado igualmente patente en estos meses. Con la espontaneidad que le caracteriza, el Papa ha presentado un deseo para este domingo 2 de junio, Solemnidad del Corpus Christi: que todos aquellos que así lo deseen, alrededor del mundo entero, se unan al mismo tiempo a la adoración eucarística que él estará dirigiendo en el Vaticano, a las 5 p. m. hora de Roma (9 a. m. en Costa Rica). Las dos intenciones propuestas por el Papa para esta adoración eucarística de alcance mundial son: (1) “Por la Iglesia extendida por todo el mundo y reunida hoy, en signo de unidad, en la Adoración a la Santísima Eucaristía.

PUBLICIDAD

”El Señor la haga siempre más obediente a la escucha de su Palabra y así pueda presentarse ante el mundo ‘más bella, sin mancha ni arruga, sino santa e inmaculada’ (Ef. 5,28). A través de su fiel anuncio, la Palabra que salva resuene siempre como portadora de misericordia y propicie un renovado compromiso en el amor que ofrezca pleno sentido al dolor y al sufrimiento, y restituya la alegría y la serenidad”. (2) “Por todos los que en diversas partes del mundo viven el sufrimiento de las nuevas esclavitudes y son víctimas de las guerras, de la trata de personas, del narcotráfico y del trabajo ‘esclavo’; por los niños y las mujeres que sufren cualquier forma de violencia”.

Silencioso grito. “Pueda su silencioso grito encontrar la Iglesia despierta. Así, teniendo la mirada fija en el Cristo crucificado, ella nunca olvide tantos hermanos y hermanas dejados en manos de la violencia. Además, oremos por todos aquellos que viven penurias económicas, sobre todo por los desocupados, los ancianos, los inmigrantes, los que no tienen hogar, los presos y por todos los que experimentan marginación. La oración de la Iglesia y su activa labor de cercanía en la caridad sea para ellos consuelo y apoyo seguro. Que ella pueda alentar siempre la esperanza y la audacia en la defensa de la dignidad de la persona humana”.

Esta convocatoria del Papa se constituye en una invitación a ejercer la misericordia. Quiera Dios que encuentre eco en muchos corazones. ¡Cuánto bien podría traer! La Iglesia, y todos aquellos que sufren, lo agradecerán.

  • Comparta este artículo
Opinión

El Papa y su deseo para este domingo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota