PLN: coherente hasta la médula

Los votantes no pueden alegar ignorancia sobre lo que significaba seguir “adelante”

Las encuestas de opinión con resultados negativos hacia el Gobierno, la frialdad con que se trata a doña Laura cuando se presenta ante auditorios de diversa índole y las críticas constantes de un sector mayoritario de la población en conversaciones y tertulias, parecieran revelar que la cúpula del PLN hubiese engañado a Costa Rica. Solo así se explicaría que el PLN ganase por tan amplia mayoría y que ahora solo una minoría esté contenta. Pero, ¿ha engañado el PLN?

No lo creo. Por el contrario, durante la campaña política, la dirigencia del PLN dijo exactamente lo que iba a hacer si ganaba las elecciones, cuando afirmó que no era el momento para desviarse del rumbo y que de lo que se trataba era de seguir “adelante” por la ruta que los Arias habían trazado. De hecho, en asociar esta palabra con el posible gobierno de la entonces candidata Chinchilla, el PLN gastó cifras multimillonarias en spots , jingles , vallas publicitarias, panfletos y discursos.

Estilo populista. Sin duda, en aspectos específicos se engañó a Costa Rica. Un buen ejemplo es la negación en campaña de que hacía falta un plan fiscal y luego impulsarlo tan pronto como habían ganado las elecciones. Pero aun esta estrategia de no decir nada impopular durante la campaña reproduce el estilo clientelista y populista del PLN. Así que cuando anunciaron que seguirían “adelante”, ello incluía ese estilo de campaña mentirosa.

No hay engaño ni aun en el eslogan “firme y honesta”. Por el contrario, más bien ese eslogan le impide, a los que hoy reclaman, denunciar algún engaño. La cúpula del PLN ha sido “firme” en seguir “adelante” con lo que venía ocurriendo y fue “honesta” pues lo anunció durante la campaña.

Así que, votantes triunfadores hoy molestos: ¡sean justos, no protesten contra doña Laura; más bien aplaudan su coherencia, contesten positivamente cuando el encuestador los llame y aplaudan cuando ella se presenta en un evento público! No finjan sentirse engañados. Ustedes votaron por ella porque querían que el país siguiera para “adelante”, sin cambiar. No la condenen pues la reiteración más sustantiva de su dispendiosa campaña fue que seguiría por la ruta de su antecesor.

Estaban informados. Pueden alegar que estaban equivocados en la valoración positiva de la última administración liberacionista. Pero no pueden alegar ignorancia sobre lo que significaba seguir “adelante”. En materia ética, el PAC informó desde la Asamblea Legislativa y durante la campaña política sobre la cultura inherente a la cúpula del PLN de “servirse con cuchara grande”. Pero si no le creyeron al PAC, la prensa escrita, televisiva y radial fue profusa en informar del uso de fondos públicos para beneficiar empresas de ministros, del uso de helicópteros pagados por los costarricenses para asistir a bodas, del uso de fondos públicos para pagar favores de campaña contratando consultorías a amigos y a pegabanderas para que “trabajaran” en Casa Presidencial, de permisos otorgados por ministros para la explotación de tajos propiedad de sus parientes, de decretos de conveniencia nacional destructores del ambiente para beneficiar a empresas vinculadas al financiamiento de campañas del PLN, del gasto de miles de millones de colones para promover la imagen del gobernante, del nombramiento de ineptos en puestos de suma responsabilidad para pagar favores políticos, del manoseo de la Sala IV, del populismo en la entrega de bonos y becas y en la inauguración de todo –hasta de lo no existente– como forma de hacerse imagen, etc.

También estaba informado el votante de la cultura de impunidad y protección total que el anterior Gobierno les otorgó a los protagonistas en estas y otras fechorías.

Así que no finjan molestia por el desastre de la trocha, ni por la pobre ética de ministros pagando consultorías millonarias a sus colegas ministros, ni por los salarios cuasi-delincuenciales pagados a liberacionistas de cúpula premiados con puestos de gerentes en algunas instituciones, ni por términos de referencia hechos para garantizar que solo la empresa de compañeros de gobierno puede ganar una licitación, ni por mantener la ineptitud en puestos de responsabilidad, ni por gastos millonarios en la promoción de imagen, ni por el festín con partidas específicas, ni por atentados contra la independencia de la Sala Constitucional.

Si se trata del desempeño económico y social, también el votante sabía que Costa Rica crece a una tasa tan lenta que para duplicar su PIB per cápita le tomará casi 30 años, que para llegar a tener el que hoy tiene España –un país de mediano desarrollo– tomará 50 años, que experimentamos un peligroso déficit en la balanza comercial y el faltante fiscal más elevado de América Latina. También se sabía que la educación pública ha estado abandonada, del desastroso manejo de la CCSS y que en investigación y desarrollo tecnológico se invierte proporcionalmente mucho menos que los países de la región. También se sabía que el número de personas afectadas por la pobreza venía creciendo rápidamente y que la evolución de la distribución del ingreso en Costa Rica es la peor de América Latina. También se sabía que en la tradición clientelista del PLN muchas ayudas sociales van a sus cuadros políticos y no a las personas que lo necesitan; que existe una onerosa duplicación de funciones entre decenas de instituciones y que se han otorgado privilegios insostenibles a algunos grupos de trabajadores dentro del sector público, mientras que otros dentro del sector privado, en su caso sin músculo político, han sido abandonados a su suerte. También se sabía...

A los que con cara de enojo o fingiendo engaño hoy reclaman y dan la espalda a la presidenta habiendo votado por ella, solo les queda cambiar el enojo por apoyo total a doña Laura, por liderar exactamente como el PLN ha venido liderando y por haberlo anunciado en campaña. Es más, creo que algunos personajes reconocidos que pusieron su reputación al servicio del continuismo liberacionista por medio de spots publicitarios, deberían reconocerle a doña Laura su coherente desempeño. Por ejemplo, algunos deportistas que promovieron en campaña la candidata del “Adelante”, hoy, en lugar de criticarla, deberían publicar spots felicitándola por haber mantenido la palabra, al haber seguido adelante con las políticas y prácticas de la administración anterior.

Pero hay algo más que podrían hacer los protagonistas de spots , los financistas, los comentaristas y en general los votantes que hoy se sienten traicionados por el PLN: estudiar un poco sobre la responsabilidad que significa vivir en democracia y pensar al menos por dos segundos antes de emitir su voto en las próximas elecciones.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: PLN: coherente hasta la médula