Opinión

Óscar Arias equivoca el Norte

Actualizado el 30 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Nicaragua no solicitó permiso al gobierno para realizar el dragado en el río San Juan

Opinión

Óscar Arias equivoca el Norte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Muchas veces hemos seguido la brújula que usa el expresidente Óscar Arias. En el Este la relación con China, en el Oeste la nueva relación con Europa, en el Sur todos aplaudimos su propuesta de cambiar las armas por libros. Pero en el Norte evidentemente se equivoca.

Respecto al Norte, en varias oportunidades el expresidente Óscar Arias ha afirmado que Nicaragua pidió permiso al presente gobierno para dragar el río San Juan. Esta afirmación es incorrecta. Deseo aclarar por qué:

1. El 13 de julio de 2009, la Corte de La Haya emitió su respectivo pronunciamiento sobre la disputa de navegación en el río San Juan y derechos conexos entre Costa Rica y Nicaragua, en el cual la Corte declara, entre otras cosas, que Nicaragua puede dragar su río sin tener que pedir permiso de Costa Rica. Reafirmando lo que estableció el Cleveland Award de 1888.

2. Este acuerdo de la Corte Internacional de Justicia, emitido 10 meses antes de asumir el presente gobierno, cambió el contexto entre el gobierno Arias y el gobierno Chinchilla respecto a las relaciones con el vecino país de Nicaragua, y más específicamente en lo que se refiere al río San Juan.

Por lo anterior, reitero, Nicaragua nunca solicitó permiso al presente gobierno para realizar el dragado en el río San Juan, porque ya la misma Corte de La Haya lo había autorizado en tiempos del gobierno de Óscar Arias, y, por lo tanto, nunca hubo permiso alguno de nadie para tal efecto, ni verbal ni por escrito. Lo que sí hubo fue una invasión militar y un uso político del río San Juan para la campaña presidencial del general Daniel Ortega.

Nuestra diferencia en el Norte no es solo Calero, también lo es Crucitas. En el Norte, el expresidente Arias y yo no hemos coincidido ni en Calero ni en la extracción minera. Mientras en minería Óscar Arias defendía y promovía Crucitas, yo apoyé la ley prohibiendo la minería a cielo abierto.

No creo en un país que base su desarrollo en la extracción minera, y menos aquella que deje ingresos solo a unos pocos y cicatrices en nuestro paisaje.

PUBLICIDAD

En varias ocasiones, durante su administración, nos reunimos varios expertos con don Óscar y miembros de su gobierno, para hacerle ver los errores legales, económicos y ambientales de la explotación de oro a cielo abierto y especialmente de la Declaratoria de Interés Nacional defendida y promovida por él.

Años después, en mi rol de Ministro del Minae, por orden de la Sala Tercera, he tenido que destituir a tres funcionarios involucrados en el proyecto, y estimar los millonarios daños que la primera fase de la mina había causado. Las causas abiertas por Crucitas aún no terminan y tampoco sus secuelas. Por eso, en el Norte Óscar Arias se equivoca.

  • Comparta este artículo
Opinión

Óscar Arias equivoca el Norte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota