Opinión

Oración del lunes

Actualizado el 16 de febrero de 2015 a las 11:36 am

Opinión

Oración del lunes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El diputado Gonzalo Ramírez quedó desnudo en su interpelación a la señora procuradora general de la República cuando –en forma ofensiva y denigrante– dudó de la honorabilidad de ella al vincular su estado civil de mujer casada con el hecho de que tomó café –en una reconocida pastelería– con el entonces viceministro de la Presidencia.

El diputado se mostró sin ropajes cuando dijo: “Yo tengo una muy buena relación con mi esposa, pero si yo salgo a tomar café con una mujer, extrahorario de trabajo, a un lugar donde yo no tengo que estar, si ya antes había tomado café y había tenido una reunión de ese tipo, yo tengo serios problemas en mi casa” ( La Nación 21/1/2015). Extrahorario es cualquier horario, tanto para el diputado como para la procuradora, dada la naturaleza de sus trabajos.

Cada cual juzga por su experiencia; en este caso, de forma confesa: si el diputado invita a mujeres casadas a tomar café, ello termina en problemas con su esposa.

La mayoría de las mujeres podemos tener un trabajo y tomar un café sin que se ponga en riesgo matrimonio alguno.

Lo lamentable en esta situación no es la vida privada del diputado Ramírez, sino que, por su experiencia, generalice y nos mal juzgue a todas.

Por eso, como inicio de semana, invito a mis congéneres a elevar una oración: “De los diputados machistas, cuyas experiencias los llevan a mal juzgar a todas las mujeres, ¡líbranos, Señor!”.

La autora es odontóloga.

  • Comparta este artículo
Opinión

Oración del lunes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota