Opinión

¿Ocupamos más especialistas?

Actualizado el 24 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Opinión

¿Ocupamos más especialistas?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Pacientes, políticos y algunos sectores académicos imploran más especialistas médicos. Los pacientes lo hacen porque tienen que esperar varios meses para una cirugía o cita médica. Ciertos políticos lo piden porque creen que con más especialistas se resolverán las listas de espera. Y algunos académicos lo solicitan ya que la cantidad de médicos generales prolifera y se asoma la oportunidad de captar estudiantes que cursen y matriculen una especialidad. Sin embargo: ¿se ocupan en realidad más especialistas? ¿Debemos dirigir la mirada sobre otras aristas del problema?

Una medicina enfocada en la prevención y promoción de la salud fue la base para crear los Equipos Básicos de Atención en Salud. Sin embargo, el papel del médico general se ha desvirtuado y la capacidad resolutiva que este posee es poca, como consecuencia del bajo acceso a exámenes de laboratorio y a medicamentos básicos para el adecuado diagnóstico y tratamiento de varias enfermedades. El médico general, que podría resolver el 75% de las patologías más frecuentes en la población, refiere un alto número de pacientes al especialista, ya que no cuenta con las herramientas necesarias para el manejo adecuado del paciente. De esta forma, los padecimientos que pudieron haber sido resueltos en un primer nivel de atención, se resuelven en otros niveles con la consecuente prolongación de las listas de espera.

Estudios del Centro de Desarrollo Estratégico e Información en Salud y Seguridad Social (CENDeisss) han demostrado que la formación de médicos especialistas ha ido acorde al crecimiento poblacional y a las proyecciones estimadas. En la actualidad hay cerca de 800 médicos generales cursando estudios de posgrado en especialidades médicas o quirúrgicas que se incorporarán como especialistas en los próximos años, a la vez que, solo para el 2012, se abrieron cerca de 200 plazas nuevas para médicos residentes. Este centro ha proyectado que la diferencia entre dotación y necesidad de especialistas para el país es casi neutra para el periodo 2006-2014.

La capacidad resolutiva del médico especialista es a veces lenta debido a la carencia del equipo necesario para el diagnóstico, aparte de que en ciertos centros ni siquiera se cuenta con adecuados quirófanos o consultorios para ejercer la práctica médica o quirúrgica.

PUBLICIDAD

Costa Rica cuenta con excelentes índices de salud y mucho es consecuencia de la excelencia del personal médico y paramédico que labora en la CCSS. Los especialistas estudian al menos 10 años para poder brindar sus conocimientos a los usuarios de la seguridad social y lo hacen bajo estándares internacionales de calidad. Sus destrezas quedan demostradas cuando practican y discuten con colegas extranjeros. Una apertura no regulada de la enseñanza de las especialidades médicas, que hoy en día es brindada exclusivamente por la UCR en convenio con la CCSS, podría ser peligrosa para la salud pública del país, si esta no se brinda con criterios de calidad y excelencia, como se ha hecho hasta el momento.

La respuesta a la interrogante planteada no es tan simple como un déficit de especialistas; hay otras variables que merecen igual o mayor atención. Caer en simples fórmulas matemáticas que pretendan calcular el faltante de especialistas sin tomar en cuenta las situaciones expuestas, es obviar y simplificar la realidad institucional.

Allan Ramos-Esquivel Médico y epidemiólogo clínico, Departamento de Farmacología, Escuela de Medicina, Universidad de Costa Rica.

  • Comparta este artículo
Opinión

¿Ocupamos más especialistas?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota