Opinión

Nuevos jugadores globales, nuevas reglas de juego

Actualizado el 20 de febrero de 2017 a las 12:00 am

Pareciera que el conflicto como forma de relación puede fracasar entre más se repita

Opinión

Nuevos jugadores globales, nuevas reglas de juego

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Permítanme cambiar la forma habitual de argumentar y especular un tanto. Comienzo por mencionar 10 frases de diferentes personajes, aplicables a la gestión empresarial. Más adelante les digo dónde fueron publicadas en su conjunto y me refiero a la pertinencia y relevancia que estas frases pueden tener.

1) “El éxito es la habilidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo”. Winston Churchill, ex primer ministro británico.

2) “Un plan no es nada, pero la planificación lo es todo”. Dwight D. Eisenhower, expresidente de EE. UU.

3) “La empresa sin estrategia está dispuesta a intentar cualquier cosa”. Michael Porter, profesor de Harvard.

4) “A los elefantes les cuesta mucho adaptarse. Las cucarachas sobreviven a todo”. Peter Drucker, padre del management moderno.

5) “Si no eres parte de la solución, eres parte del problema”, frase atribuida a Vladimir Lenin, expresidente soviético.

6) “Despida a los planificadores. Deja de pensar y actúa”. Tom Peters, autor de En busca de la excelencia .

7) “Solo es posible avanzar cuando se mira lejos”. José Ortega y Gasset, escritor.

8.) “El liderazgo es una sociedad entre el jefe y su gente”. Ken Blanchard, consultor y empresario.

9) “Lo importante no es saber, sino tener el teléfono de los que saben”, frase atribuida a Les Luthiers, artistas.

10) “El mayor enemigo de la gente de marketing es el Excel”. C.K. Prahalad, profesor de la Universidad de Michigan.

Esto fue publicado el 9/1/08 por Wharton Universia (Wharton es la primera escuela de negocios del mundo, según el ranquin de Financial Times, por cierto, ahí sacó su título de negocios el nuevo presidente de EE. UU., Donald Trump). El artículo lo pueden encontrar en http://knowledge.wharton.upenn.edu/article/the-ten-commandments-of-management/

Lecciones corporativas.

Según plantea el propio artículo estas frases cortas, sencillas y fáciles de recordar, dada su carga significativa, son auténticas lecciones corporativas que todo ejecutivo debería tener en cuenta a la hora de encarar la toma de decisiones en una empresa. Son un legado de pensadores, literatos, políticos o estrategas, a lo largo de los cerca de dos siglos y medio de existencia del management como disciplina empresarial.

Algunas pueden ser contradictorias entre sí, lo que sugiere tensión y balance entre ellas. Son poderosas al ser aplicadas en un nivel micro, incluso pueden producir éxito económico enfocándose, casi exclusivamente, en alguna. Por ejemplo, privilegiar el conflicto y el enfoque audaz, en detrimento de la cooperación (frase 6) .

Pero, ¿lo serán si se constituyen en máximas globales desde un pedestal más que destacado, con una “turbopotencia” que no es enteramente coherente, leal, ni propia?

Para comenzar, un gobierno no puede aplicar las frases en un marco privado, sino en uno público con lógicas legales muy distintas. En lo privado, es permitido todo lo que no esté prohibido; en lo público, todo está prohibido excepto lo que está permitido. Esto es particularmente importante en un país que tiene fuertes contrapesos para evitar los abusos de poder y una desconfianza en el gobierno, atizada de manera notable por fuerzas políticas, incluido el actual presidente, Donald Trump.

Manejo del conflicto. Actuar de manera inesperada, sorprender, es un forma de manejo de conflicto, puede surtir efectos inmediatos. Hacerlo siempre genera alertas y desconfianzas. La expansión es regla para esta opción estratégica, no el confinamiento protector.

Sus “despidos” deben ser potentes y eficaces. Lo que hoy se tiene al frente es un negociador duro, con algunos propósitos, el principal de ellos es, sin embargo, sostener su base de apoyo, mantener armado el esquema de apoyos que originó su mandato (incluido el Partido Republicano y los descontentos).

Esto también significa que debe sostener las “hipérboles veraces” sobre la base de “hechos alternativos” que responden y amplifican afirmaciones que encuentran apoyo entre los propios seguidores, aunque también generen fuertes oposiciones. Por ejemplo, sobre desempleo: ¿cambiarán las cifras oficiales de desempleo en los EE. UU. (oficialmente, la principal cifra en poco menos del 5%)? ¿O se harán oficiales el 28%, el 29% o el 42% de desempleo esgrimido por Trump candidato? ¿Cómo encauzar la ira desde la oficialidad que, como tal, se hace responsable del estado de las cosas? ¿O despedirá al director de la histórica Oficina de Censos (estimado lector, escoja: frase 6, o frase 10)?

Además, si la relación entre diferentes actores se reitera en el tiempo y se pueden aplicar castigos por jugadas anteriores, los resultados serán cada vez más inciertos (frase7).

Conflicto. En un mundo de actores múltiples, externos e internos, la eficacia de aplicar siempre una estrategia de manejo del conflicto audaz, directa, puede finalmente agrupar a sus contrarios (todos los que potencial o realmente son adversados) y debilitar sus bases internas, de por sí endebles (frase 2 o 3). Máxime si la cabeza de la estrategia está sujeta a la ley y a la erosión política.

Pareciera que el conflicto como forma de relación puede fracasar, fracasará más pronto, entre más rápido itere, se repita (también, estimado lector, puede escoger: frase 1 o 5).

Hay luz al final del túnel, lo malo es que los costos se acumulan en el camino (frase 4 y 1). Ojalá no pierda el número de quien tiene la libreta de teléfonos de los que saben (frase 9).

Miguel Gutiérrez es economista.

  • Comparta este artículo
Opinión

Nuevos jugadores globales, nuevas reglas de juego

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota