Opinión

Nuevo plan migratorio para trabajadores extranjeros

Actualizado el 07 de mayo de 2013 a las 12:00 am

El nuevo planmigratorio leda un respiroa los foráneos

Opinión

Nuevo plan migratorio para trabajadores extranjeros

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Nuevo plan migratorio para trabajadores extranjeros - 1
ampliar
Nuevo plan migratorio para trabajadores extranjeros - 1

La reciente visita del presidente Barack Obama –empeñado ante el desafío de legalizar a la alta tasa de población migrante en su país–, parece haber incidido también en la apertura de un plan de regularización temporal para extranjeros en Costa Rica. Siendo el tema migratorio uno de los puntos de agenda del mandatario, el actual gobierno costarricense no podía relegarse del tema, considerando la crítica situación de una gran cantidad de migrantes irregulares en nuestro país, cuya cifra exacta se desconoce.

Pese a la apatía de los gobiernos liberacionistas para implementar regímenes de excepción migratorios (conocidos como amnistías migratorias), en la víspera del reciente encuentro presidencial el Gobierno anunció un nuevo período de regularización para trabajadores migrantes. Como respuesta a la solicitud de cámaras, empresas agrícolas y de la construcción, y ante la coyuntural visita de Obama, fue publicado el Decreto No. 37673-G, en el Alcance 79 a La Gaceta del viernes 26 de abril de 2013.

El periodo de regularización será del 17 de junio al 17 de setiembre de 2013 y beneficiará a trabajadores agrícolas, de la construcción y del servicio doméstico. La novedad consiste en que los beneficiarios no tienen que tener su permanencia al día, siempre que puedan acreditar una relación laboral previa al 31 de diciembre de 2012. Tampoco tendrán que salir al extranjero para traer sus certificaciones de nacimiento y antecedentes penales, pudiendo adquirirlas en los consulados de sus países, aquí mismo.

Si bien este nuevo plan temporal no concede las facilidades que tuvieran los regímenes de excepción de 1990, 1994 y 1998-1999 (que regularizaron a unos 245.000 extranjeros), pues no exime la presentación de requisitos, sí le da un respiro al extranjero al permitirle que su visa de turismo esté vencida y que las certificaciones básicas puedan ser obtenidas aquí. Salvo los requisitos de trabajadores temporales, que son muy reducidos y se indican en el artículo 108 del Reglamento de Extranjería, se mantendrán los requisitos ya establecidos en los artículos 112 y 113 del Reglamento de Extranjería: básicamente el formulario de filiación de Migración, escrito de solicitud, dos fotografías, copias del pasaporte, contrato de trabajo, comprobante de huellas dactilares del Ministerio de Seguridad y comprobante de inscripción consular.

PUBLICIDAD

En cuanto a las empresas interesadas, obviamente deberán estar al día con sus obligaciones ante la CCSS y demostrar sus balances financieros, personería jurídica y aseguramiento por riesgos de trabajo al día. El seguro obligatorio del extranjero ante la CCSS debe ser acreditado, por ser un requisito expreso de ley, permitiéndose la fotocopia de su orden patronal.

Salvo los costos posteriores a la aprobación del estatus, no procederían en este plan los pagos de US$ 200 y de US$ 50, considerados en los procesos ordinarios de solicitud.Por otro lado, la aprobación que acreditarán las autoridades migratorias corresponde a la calificación de “Categorías Especiales”, mismas que no generan derechos de permanencia definitiva, como sí lo hicieron los procesos de amnistía del pasado.

Otra novedad del decreto es que las sanciones que indica la Ley migratoria vigente, entre ellas las atinentes a US$ 100 por cada mes de atraso una vez vencido el periodo de turismo, o bien el castigo por prohibición de ingreso por el triple del tiempo de permanencia irregular que hayan estado los extranjeros, serán aplicables hasta el próximo 23 de octubre de 2013.

Este plan tiene como antecedente inmediato la regularización pretendida con los transitorios del Reglamento de Extranjería (Decreto 37112-G publicado el 17 de mayo de 2012), los cuales se orientaron a una meta de 100.000 extranjeros, aunque solo cobijó a unos 90.000.

El nuevo régimen estima la cobertura de regularización para más de 200.000 extranjeros quienes estarían trabajando ilegalmente y al margen de sus derechos laborales.

Si bien ha existido la estimación equivocada de entender un régimen de regularización como una práctica que abre las puertas de la migración extranjera, lo que se hace en realidad es legalizar e integrar a las personas que como fuerzas productivas ya se encuentran en el país, obligándolas a contribuir con la seguridad social, a visibilizarse en los registros oficiales, coadyuvando con la seguridad pública y nacional, además de otros controles ulteriores.

Quedaría la interrogante de cómo regularizar a una buena cantidad de extranjeros, que no están involucrados ni al sector agrícola, de la construcción ni doméstico, y que desde hace muchos años se encuentran “escondidos” en nuestro país.

PUBLICIDAD

Parece que esa tarea corresponderá a un gobierno futuro. Por ahora, el reto oficial de regularizar a más de 200.000 trabajadores posiblemente incidirá en una saturación de los servicios migratorios en los próximos meses, para lo cual esperamos que las autoridades encargadas hayan previsto los recursos necesarios para no sacrificar una vez más a los usuarios ordinarios, ni recargar al personal de la Dirección de Migración.

  • Comparta este artículo
Opinión

Nuevo plan migratorio para trabajadores extranjeros

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota