Opinión

Nueva estrategia energética de Suiza

Actualizado el 26 de mayo de 2017 a las 10:00 pm

Opinión

Nueva estrategia energética de Suiza

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El domingo 21 de mayo los ciudadanos suizos aceptaron en votación popular, con una mayoría del 58,2%, la revisión de la ley de energía, primera etapa en la aplicación de la Estrategia Energética 2050, promovida por el Consejo Federal (Gobierno) y adoptada por la Asamblea Federal.

El suministro de energía está cambiando dramáticamente en todo el mundo. Tras la caída de los precios de la energía y el rápido desarrollo de nuevas tecnologías, estos mercados están en una fase de transformación.

El cambio climático afecta al medioambiente, a la economía y a la sociedad. Con la Estrategia Energética 2050, cuya entrada en operación será gradual, el Consejo Federal reacciona a estos cambios, con el fin de garantizarle a Suiza un suministro de energía seguro en el futuro.

Fase de inicio. La primera etapa de la nueva estrategia se propone tres objetivos principales: la reducción del consumo de energía, el aumento de la eficiencia energética y la promoción de las energías renovables, como la hidroeléctrica, la solar, la eólica, la geotérmica y de biomasa.

En términos de eficiencia energética, por ejemplo, la nueva estrategia pretende reducir el consumo de energía de los edificios a través de subsidios que permitirán el saneamiento de estos.

Durante esta primera fase, los productores de energías renovables recibirán un subsidio a la venta. Sus costos de producción son más altos que el precio promedio de la electricidad. Además, se reducirán los trámites burocráticos para agilizar la transformación y la renovación de la redes de distribución de electricidad.

A estas metas de eficiencia y promoción, hay que agregar el abandono gradual de la energía nuclear. Las cinco centrales nucleares existentes en Suiza, que producen el 40% de la energía eléctrica, serán desactivadas al final de sus respectivos ciclos de vida, establecidos sobre la base de criterios técnicos de seguridad.

Fuentes renovables. Al alcanzar estos objetivos, Suiza no solo reducirá la dependencia de los combustibles fósiles importados, sino que fortalecerá paralelamente la producción propia de energía con fuentes renovables. Impulsará también la inversión, la investigación y el desarrollo de las energías renovables y creará puestos de trabajo de alto valor agregado, beneficiando así la economía y la población.

Con su récord de más de 100 días de una producción de energía eléctrica proveniente de fuentes renovables, Costa Rica se impone como líder mundial y como ejemplo en la producción de energía limpia. Nos demuestra que la producción de energía limpia a gran escala es un objetivo alcanzable en beneficio de la población.

El cumplimiento de los objetivos del Acuerdo de París contra el cambio climático, así como el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible, depende de una conjunción entre la voluntad individual de cada país y la cooperación multilateral y global.

Costa Rica y Suiza son socios en los foros internacionales en materia de políticas ambientales. Ambos países se empeñan en promover e implementar a escala nacional e internacional políticas energéticas y medioambientales que estén en línea con los tratados globales y que procuren proteger el planeta contra su degradación.

Nuestros esfuerzos conjuntos contribuirían a que nuestros hijos y las generaciones venideras gocen de un futuro con una producción de energía limpia, un futuro con un medioambiente preservado y un futuro con prosperidad económica.

El autor es embajador de Suiza en Costa Rica.

  • Comparta este artículo
Opinión

Nueva estrategia energética de Suiza

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota