Opinión

El Nobel para la UE

Actualizado el 13 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

El Premio Nobel nos hace recordar nuestro compromiso por la paz duradera

Opinión

El Nobel para la UE

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El 10 de diciembre es un día de mucha complacencia y satisfacción para la Unión Europea, día en que fuimos galardonados con la máxima distinción por la paz. La noticia que diera Oslo el pasado 12 de octubre fue una grata sorpresa; premia los esfuerzos realizados para superar la devastación de la guerra y fundar una zona de paz y democracia. Desde 1950 hemos venido trabajando para consolidarnos como un baluarte en la defensa de los derechos humanos, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

La Europa actual es una unión de ciudadanos que por su propia voluntad han decidido construir un futuro común, donde el imperio de la ley es su piedra angular. Por eso el Premio Nobel de la Paz 2012 no es solamente un reconocimiento a instituciones o mandatarios europeos, es el premio a 500 millones de europeos que han aprendido a trabajar juntos y a considerar la paz como única salida a la convivencia entre la personas.

Esta lógica de solidaridad y hermandad ha permeado nuestras relaciones exteriores; hemos estado abocados a construir un consenso mundial para hacer frente a las amenazas que afronta la democracia. Centroamérica es un ejemplo de esto, cuando en 1984, con el lanzamiento del Diálogo de San José, provocamos conversaciones y un acercamiento entre los países de la región para terminar con el conflicto armado.

Casi 30 años después, la región es más homogénea, con un importante crecimiento económico y con elecciones democráticas.

El Premio Nobel nos hace recordar nuestro compromiso por la paz duradera y la prosperidad para todos. También nos dice que no debemos ser complacientes; tenemos que seguir siendo defensores de la democracia y darle al mundo el mensaje que la paz nunca pasa de moda.

La UE continuará defendiendo los derechos humanos en todo el mundo. Para ello, despliega todas sus capacidades y su experiencia en la prevención y resolución de conflictos.

A raíz de la Primavera Árabe, hemos remodelado nuestro enfoque para promover la democracia y la prosperidad en conjunto con nuestros vecinos más cercanos. También estamos prestando nuestros mayores esfuerzos diplomáticos en las negociaciones para garantizar la paz en el Oriente Medio.

PUBLICIDAD

Como representante de la Unión Europea, en Costa Rica, me llena de dicha celebrar este paso tan importante en un país en el que la democracia es su baluarte.

José Luis Martínez Prada Encargado de Negocios a.í, Delegación Unión Europea en Costa Rica y para Panamá

  • Comparta este artículo
Opinión

El Nobel para la UE

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota