Opinión

Libertario: el PP (Pasión por el Pueblo)

Actualizado el 23 de agosto de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Libertario: el PP (Pasión por el Pueblo)

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Lleva razón Armando González R. en su columna “Entre Líneas”, el domingo pasado. El Partido Movimiento Libertario podría llamarse “el PP”. Así es: somos el Partido de los Pulseadores, Partido de los Profesionales (periodistas, abogados, educadores, entre otros), Partido de la Plata que no alcanza, Partido de las Propuestas (más de 100 para recuperar el nivel de vida de los costarricenses), Partido del Pueblo que Paga impuestos para que despilfarre el Gobierno, Partido de la Pasión por ese pueblo y por nuestros ideales, y también Partido de los Porteadores, actividad lícita y prevista en la ley.

Diferentes grupos y sectores. La realidad es que el Partido Movimiento Libertario (PML), en su proceso de madurez, ha incorporado cada vez más a diferentes grupos y sectores sociales. Nuestro partido defiende los intereses de la gente a la que normalmente se olvida, de las minorías; defiende las libertades y el derecho de las personas a crecer, desarrollarse y salir adelante. Más importante: nuestro partido defiende la participación ciudadana, la inclusión y la democracia. Creemos en la incorporación de todos los sectores sociales en nuestra propuesta de proyecto país. Por eso es que hemos trabajado con don Otto en soluciones integrales, en macro- y microeconomía, seguridad, educación, salud, electricidad (por cierto, cada vez más cara) y telecomunicaciones, entre otros temas, enfocados en “hacer que la plata alcance”. Estas ideas están plasmadas en la página web: www.laspropuestasdeotto.com, a disposición de todos para que las conozcan, critiquen y planteen sus opiniones.

Veamos el caso de la provincia de San José, por ejemplo. Los que somos libertarios creemos que don Otto es la mejor persona para postularse doblemente por el primer lugar en San José como diputado y también como presidente, por su experiencia y capacidad comprobada (por cuatro años en su periodo en la Asamblea Legislativa considerado por la gente como el mejor diputado). Su dinamismo y ganas son esenciales para cambiar a este país, perdido en su propia maraña de enredos, corrupción activa y pasiva, así como para rescatarlo del desencanto y el desestímulo a la participación política de una ciudadanía que perdió el respeto por sus líderes blandengues.

PUBLICIDAD

En segundo lugar, en San José se postularon dos damas de primerísima calidad: Natalia Díaz y Adriana Rojas, una joven, profesional del Incae, y la otra, una gran luchadora por el derecho de los consumidores. En una votación democrática ganó la primera por un voto. En tercer lugar, el suscrito se postuló porque cree que tiene la obligación –como periodista, abogado y doctorando en Ciencias Económicas– de aportar su experiencia como profesional y empresario, con su grano de arena por la patria que lo acogió como hijo y que este la escogió por amor. Mi contrincante: un profesional de larga trayectoria en la filosofía libertaria, un asesor de lujo en el Congreso y, además, un caballero, Freddy Morera. Gané por un voto, él lo respetó.

Mujeres luchadoras. Así fue el desarrollo de la Asamblea Nacional del Partido Movimiento Libertario, en la que se eligió una gran mayoría de candidatos a diputadas y diputados en todas las provincias. Como lo ha reconocido La Nación, ha sido el partido que ha elegido más mujeres luchadoras en el primer lugar en diferentes provincias, como son los casos de Guanacaste y Limón. En Alajuela un empresario de una actividad lícita del transporte de personas y una abogada vinculada con la misma actividad fueron los escogidos. Y ¿qué? Por supuesto que en una elección de esta índole hay ganadores y no ganadores, como pasa en la vida, pero la gran triunfadora es la democracia.

Con orgullo llevo la bandera del PML y no me importa si fuera PP u otra sigla. La forma, el nombre no es lo que importa, sino el contenido, las ganas de superar con Perseverancia (por seguir con la “P”) los obstáculos para defender la libertad y sacar adelante a nuestro lindo País. En la sopa de letras, a veces nos enredamos y somos el PCM, el Partido Contra Más ImPuestos. Vale, ¿verdad? ¡Por Costa Rica!

  • Comparta este artículo
Opinión

Libertario: el PP (Pasión por el Pueblo)

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota