Opinión

Leonardo Mata: apasionado de la ciencia

Actualizado el 07 de marzo de 2017 a las 12:00 am

La mejor forma de celebrar la vida del Dr. Mata sería destacando sus enseñanzas

Opinión

Leonardo Mata: apasionado de la ciencia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La muerte es una certeza para el ser humano. Aunque el momento en que ocurre es incierto, siempre se convierte en una sorpresa. En estos días murió uno de mis mejores profesores: el Dr. Leonardo J. Mata, científico destacado tanto en Costa Rica como a escala internacional por sus trabajos e hipótesis sobre nutrición e infección, entre otros, que hicieron eco en la literatura científica. Muchos de ellos siguen vigentes.

Mata recibió premios nacionales e internacionales, entre ellos, el Stuart Mudd Award, otorgado por la Asociación Americana de Microbiología, que goza de mucho prestigio.

¿Cómo celebrar a un apasionado de los microorganismos y su relación con la salud y la enfermedad? La mejor forma sería destacando algunas de sus enseñanzas y los descubrimientos de los últimos años por los científicos.

Temas de interés. En los años setenta, el Dr. Mata hablaba sobre la flora bacteriana de nuestros cuerpos, lo que hoy se conoce como el microbioma, y su importancia en la interacción entre ambos para el bienestar del ser humano.

Su insistencia sobre la relevancia del parto natural para la salud del recién nacido al ser colonizado su intestino por los lactobacilos maternos que facilitan la digestión de la leche materna y mantienen al niño lejos de enfermedades, era apasionada.

Tenía obsesión por la integración de los saberes, por eso fundó el Inisa (Instituto de Investigaciones en Salud) de la UCR, que dirigió por muchos años y se caracterizó por el análisis integral de los problemas de salud de la comunidad. Formó equipos de trabajo compuestos por microbiólogos, médicos, nutricionistas y científicos sociales. Ahí aprendí una de las mejores lecciones de mi vida: la interdependencia de los factores en la naturaleza, muy de moda hoy.

Fuente de conocimiento. Hace unos años, la resurrección de un virus gigante del permagel en Siberia después de 30.000 años impactó a la comunidad científica. Cada día que pasa se derriten gigatoneladas de hielo en lugares cercanos a los polos y con ellas se revelan miles de miles de secretos que nuestro planeta ha tenido celosamente guardados. Si hubiéramos estado cerca de los polos, estoy segura de que Leonardo nos hubiera mandado a tomar muestras a los diferentes sitios para lograr detectarlo.

Así fue con el rotavirus, la certeza que tenía de la presencia del virus en Costa Rica fue incuestionable, hasta que uno del equipo, Francisco Hernández, lo encontró.

Científicos de la NASA descubren bacterias con 60.000 años de existencia. ¿Qué significan para nosotros los humanos, para nuestro planeta? Nuestra vida se hace cada vez más corta con respecto a los microorganismos que nos habitan y nos rodean.

Imagino a Leonardo estudiando, discutiendo, generando nuevas ideas y preparando un nuevo libro basado en el impacto de tanta novedad.

Todo está ahí, esperando ser descubierto. Solo somos un instrumento antojadizo de la naturaleza.

La autora es profesora emérita de la UCR.

  • Comparta este artículo
Opinión

Leonardo Mata: apasionado de la ciencia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota