Opinión

Jacques Sagot: Endogamia bilingüe

Actualizado el 22 de junio de 2015 a las 12:00 am

Opinión

Jacques Sagot: Endogamia bilingüe

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Este es un retazo de conversación entre dos compañeros taxistas, que se interpelan de una ventana a la otra, en el lapso de un parpadeo rojo del semáforo. La anoté porque… pues júzguenlo ustedes mismos.

–Papá, ¿cuál es la primera entrada a Hatillo?

–¡Ah no, primo, esa ya se la saltó!

–¿Cómo va a ser eso, hermano, si me dijeron que era la del primer semáforo?

–No, brother , ahora tiene que doblar a la izquierda hasta topar con cerca, y volver a meterse en la radial.

–¿Usted me deja doblar, campeón?

–Claro, papi, dele viaje.

–Gracias, m’hijo.

–Pero acuérdese, cousin, aquí la cosa es seguir recto, recto, recto, porque si no no sale nunca de la ciudadela, y perderse ahí es cosa seria.

–Sí, sí, yo sé que extraviarse ahí es la pura mother .

–Es la mother sí, pero si sigue mis señas no le pasa nada, man .

–Gracias, mi tata, ahí tendremos cuidado.

–Pura vida, brother .

–Con gusto, papito, ahí nos vemos, y usted sabe: cualquier cosa le pregunta ahí a algún guachimán.

–No, no, ya con eso que me dijo usted, man , llego sin problemas.

–Si se pierde, primito, me pasa una llamadita.

–Gracias, tío, pura vida.

No añado comentario alguno. Yo, en este caso, me he limitado a hacer las veces de reportero.

(*) El autor es pianista y escritor

  • Comparta este artículo
Opinión

Jacques Sagot: Endogamia bilingüe

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota