Opinión

Información distorsionada

Actualizado el 11 de junio de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Información distorsionada

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En el diario La Nación del día 26 de mayo, el periodista Diego Bosque hace una publicación que falta a la verdad: 1. la Municipalidad no cumple con el plan de manejo de residuos sólidos, 2. “Limón no sabe qué hacer con su basura”, 3. ?minibotaderos”, y 4. no se cumple con el horario de recolección (Envaco, Barrio Quinto y Limón centro).

Respecto a lo anterior, la Municipalidad de Limón, en aras de lo justo y verdadero, desea señalar lo siguiente sobre la situación de la recolección de los desechos sólidos en el cantón de Limón:

1. Estamos en una primera etapa del proceso del plan de manejo de residuos sólidos.

2. El cronograma de recolección de los desechos sólidos del cantón Central ha sido transmitido por nuestros medios de comunicación y se cumple con efectividad.

3. Lo que ocurre es que, irresponsablemente, algunas personas, una vez que pasa el camión recolector, proceden a sacar sus desechos sólidos y a depositarlos en cualquier parte que ellos encuentren cómoda. Frente a esta situación, la Municipalidad ha publicado, en los medios locales, mensajes educativos para tratar de que esa minoría realice un correcto manejo de sus desechos. De todas las maneras, esta administración ha organizado un grupo de colaboradores que se han encargado de atacar estos focos en las diferentes barriadas, aparte de la recolección regular de los desechos sólidos.

4. Además del horario establecido de los camiones recolectores de desechos sólidos y el grupo recolector de focos de desechos, esta administración implementó la cuadrilla nocturna de aseo de vías, en la que funcionarias, mujeres jefas de hogar, a partir de la media noche se encargan de la limpieza en el casco central de la ciudad de Limón, con lo cual esta amanece limpia los siete días de la semana.

5. Mediante esta gestión, que se inició en el año 2011, hoy se recolectan unas 1.400 toneladas mensuales de desechos sólidos, pagando por su tratamiento un promedio de entre ¢20 millones y ¢25 millones mensuales.

Por otra parte, respecto a la edición de este diario, del pasado jueves 5 de junio, en la que la periodista Patricia Recio publica la nota “Municipio dejó sin uso fondo de Proyecto Limón Ciudad-Puerto”, aclaramos lo siguiente:

El Proyecto Limón Ciudad-Puerto es ley de la República de Costa Rica, N.° 8725, está estructurado bajo la gestión del Ministerio de Hacienda, liderado por el ministro de la Presidencia, con una Unidad Coordinadora del Proyecto (UCP), cuya jefatura está a cargo de la Licda. Victoria León Wong, y con la participación directa de 13 Unidades Técnicas Ejecutoras (UTE)

El Proyecto Limón Ciudad-Puerto abarca una amplia gama de subcomponentes, y diferentes instituciones se constituyen en Unidades Técnicas Ejecutoras: El monto total del proyecto es de $80 millones, y la responsabilidad de la Municipalidad es de $6,3 millones del monto global, lo cual significa un 8,76%. Todas las demás UTE tienen a su cargo proyectos específicos con su respectiva responsabilidad, y no como se quiere dar a entender: que todo el Proyecto es responsabilidad de la Municipalidad de Limón.

En relación con el oficio DFOE-DL-0337, efectuado por la Contraloría General de la República, me permito señalar el resumen de las observaciones que esta Unidad Técnica Ejecutora ha remitido a la misma Contraloría.

Se debe recalcar que la ejecución del componente de Fortalecimiento de la Gestión Municipal corresponde a la Unidad Técnica Ejecutora del IFAM, y no como se está tratando de responsabilizar a la UTE Municipal por su ejecución.

Aun cuando la valoración de este informe es de 54 meses, nuestra responsabilidad con este proyecto se inició en marzo del 2011, lo que arroja un total de 33 meses, que es cuando esta Unidad Técnica Ejecutora comienza a tomar las riendas de estos subcomponentes.

Inicio desde cero. Es menester indicar que, cuando esta UTE asume la administración de estos recursos, no se tenía anteriormente definido cómo se iban a desarrollar los subcomponentes que le corresponden, y en algunos casos no se tenía una proyección del espacio físico donde iban a ser desarrollados. Por tanto, se tuvo que iniciar un proyecto totalmente desde cero, e iniciar ejecutando una serie de labores que resultaban imprescindibles de desarrollar para poder dar cabida a la utilización de los recursos económicos asignados a nuestros subcomponentes. Entre estas actividades se encuentran las indicadas a continuación:

Buscar el sitio donde se iba a construir el nuevo edificio municipal, lo cual se logró mediante convenio con el MOPT.

Definir la ubicación del circuito peatonal costero.

Definir el lugar en el que se desarrollaría el parque urbano.

La conceptualización de la isla Uvita como destino turístico.

Ampliar el alcance del Plan Estratégico incluyendo el plan de desarrollo cantonal y el plan de ordenamiento territorial, el cual contempla el Plan Regulador Cantonal.

Ahora bien, vale la pena aclarar que el Banco Mundial, dentro de sus informes, achaca la responsabilidad de los atrasos del Proyecto al hecho de que el Gobierno de la República solicita un préstamo para hacer proyectos en el país, y específicamente en el cantón de Limón, que requerían trámites en instituciones públicas, y que debieron de hacerse antes de la solicitud de los recursos al Banco Mundial, cosa que no se previó.

Responsabilidad. Así las cosas, la responsabilidad del atraso del Proyecto no recae en el municipio local, sino en la falta de planificación nacional para la ejecución, de manera eficiente, de un Proyecto de esta magnitud, y de poner la dirección del mismo en manos de personas sin la idoneidad requerida. Por otro lado, la UTE municipal no puede asumir la responsabilidad de la no ejecución de los subcomponentes en un porcentaje más alto de ejecución en este tiempo, dado que es un proyecto en el cual los trámites y las ejecuciones no dependen solo de la UTE, sino también de figuras de mayor rango involucradas, y que son las que contratan y toman las decisiones de los contratos. Me refiero a la Casa Presidencial, Banco Mundial y la Unidad Coordinadora del Proyecto.

Con respecto al desfinanciamiento y cierre del Proyecto al 30 de junio del 2014, me permito hacer mención de una entrevista que se me hizo, en el 2012, en la Televisora de Costa Rica, donde, desde ese momento, este servidor fue enfático y claro en levantar la voz de alerta de los constantes atrasos de la Casa Presidencial y de la Unidad Coordinadora del Proyecto, así como de las otras Unidades Técnicas Ejecutoras. Valga la aclaración de que no fueron investigadas por la Contraloría General de la República

Así las cosas, queda claro que, sobre el Proyecto Limón Ciudad-Puerto, siempre existieron agendas que no se pudieron cumplir, y, ante esto, se está tratando de manchar la imagen de la Municipalidad de Limón, y de inculparnos en algo en lo que no tenemos control alguno.

Termino citando las palabras del presbítero Roberto Evans: “Costa Rica no será iluminada por el sol, si en Limón no lo dejamos salir”.

  • Comparta este artículo
Opinión

Información distorsionada

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota