Opinión

Hospital Nacional de Niños: en busca de la excelencia

Actualizado el 31 de agosto de 2014 a las 12:00 am

Opinión

Hospital Nacional de Niños: en busca de la excelencia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En Costa Rica nacen anualmente alrededor de 500 niños con algún defecto del sistema cardiovascular, incluyendo el corazón, que requieren de, al menos, un procedimiento quirúrgico para corregirlo. Esto constituye un gran reto para cualquier sistema de salud, ya que esta corrección debe realizarse a corta edad y de manera oportuna, pero, sobre todo, con gran eficiencia y efectividad.

Bajo escrutinio. El programa de cirugía cardíaca del Hospital Nacional de Niños “Dr. Carlos Sáenz Herrera” y, últimamente, la recién creada Unidad Cardíaca (UC) de dicho centro de salud han estado bajo el escrutinio público y de las autoridades de salud del país en los últimos años, pero, principalmente, desde principios de este 2014 por las siguientes razones: 1. A raíz de lo acontecido por el supuesto abandono del cirujano principal de la sala de operaciones donde realizaba un procedimiento quirúrgico a un niño de muy corta edad, el cual falleció. 2. Tras el informe del grupo norteamericano Heart Trust que realizó algunas misiones en el país para colaborar con el desarrollo de dicha unidad. En dicho informe, ese grupo mencionó los riesgos a que estaban sometidos sus miembros, debido a la desorganización imperante. Además, señalaron una serie de problemas, tanto técnicos como de relaciones personales entre el personal de la UC.

Reestructuración necesaria. En los últimos dos meses, el director interino del Hospital Nacional de Niños, doctor Orlando Urroz, ante la necesidad de reestructurar la UC, ha debido tomar una serie de acciones, así como buscar el apoyo institucional para lograrlo. Es muy importante mencionar que estamos frente a una situación en la cual es necesario que todas las fuerzas se conjuguen para resolverla, pues se trata de un “problema-país”.

En ese sentido, el doctor Urroz entendió muy bien la problemática y ha estado en constante comunicación con todas las autoridades de salud del país: Ministerio de Salud y CCSS, así como los padres de familia de niños con cardiopatías y profesionales dentro del Hospital, y ha definido una estrategia para lograr dicha reestructuración. Todo esto, de una manera totalmente transparente. Además, ha recurrido a otros actores que conocen bien este asunto, como es la Academia Nacional de Medicina, que, en febrero del 2012, realizó un foro con todos los expertos nacionales, y con la participación de expertos internacionales, para analizar esta problemática.

El doctor Urroz no solo ha buscado el apoyo de las instituciones nacionales, sino también el apoyo de un prestigioso centro pediátrico en Estados Unidos (Hospital de Niños de Denver, Colorado), cuyo programa de cirugía cardíaca es uno de los más reconocidos en ese país, y donde el director de la Unidad de Cuidados Intensivos Cardíacos es un renombrado médico de origen costarricense. A principios de setiembre, una misión de dicho centro pediátrico llegará al país para hacer una evaluación tendiente a definir las estrategias para implementar una adecuada reestructuración del Programa de Cirugía Cardíaca del Hospital Nacional de Niños.

Ventana de oportunidades. En días pasados sostuvimos una reunión con el doctor Urroz, en la que analizamos los acontecimientos más recientes, como es la jubilación del doctor Gerardo Mora Badilla y sus repercusiones, la renuncia temporal o definitiva de algunos miembros de la UC, así como el impacto que todo esto podría ocasionar en el Hospital. Concluimos que estamos ante una gran ventana de oportunidades para reestructurar dicho programa y resolver, de una vez por todas, la problemática persistente, aunado a la inyección de equipo tecnológico y humano capacitado para enfrentar este gran reto. Tenemos confianza en que los resultados que se irán obteniendo de dicho programa serán expuestos de manera transparente, actualizada, en tiempo real y sin elementos que puedan confundir a la opinión pública

Somos conscientes de que la reestructuración de este programa es un proceso que tomará tiempo, pero el doctor Urroz ha definido una estrategia tendiente a minimizar el impacto que esto pueda ocasionar, a fin de garantizar la atención de los pacientes en forma oportuna, de acuerdo con las prioridades, sus necesidades y las condiciones imperantes en este momento en el Hospital.

Apoyo. Queremos brindarles apoyo a la Dirección General del Hospital Nacional de Niños y al personal de este centro médico, y deseamos que la opinión pública esté enterada de la situación, de manera transparente, clara y real. Por lo tanto, instamos a las diferentes entidades, públicas y privadas, a unir fuerzas en este desafío de brindar a nuestra niñez con padecimientos cardíacos la mejor oportunidad para salir adelante con la mayor calidad de vida posible.

FIRMANTES: Doctores Edgar Mohs Villalta y Elías Jiménez Fonseca, exdirectores del Hospital Nacional de Niños y miembros de la Academia Nacional de Medicina; Dr. Carlos Arrea Baixench, exjefe del Departamento de Cirugía del Hospital Nacional de Niños y presidente de la Academia Nacional de Medicina de Costa Rica; Dr. Aristides Baltodano Agüero, pediatra intensivista, exjefe de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Nacional de Niños y miembro de la Academia Nacional de Medicina.

  • Comparta este artículo
Opinión

Hospital Nacional de Niños: en busca de la excelencia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota