Opinión

HNN abierto a despejar dudas de la Fiscalía

Actualizado el 26 de marzo de 2014 a las 12:00 am

Opinión

HNN abierto a despejar dudas de la Fiscalía

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El Hospital Nacional de Niños está abierto a que cualquier órgano competente, especialmente la Fiscalía, pueda revisar los datos y los resultados obtenidos por la Unidad Cardiaca de nuestro Centro Médico.

Como responsable de este Hospital, soy el más interesado en despejar las posibles dudas que pueda tener este órgano del Poder Judicial, en relación con la mortalidad de la cirugía cardiaca, según se desprende de la publicación realizada, el día de hoy, en el periódico La Nación .

Con ese objetivo, el 6 de marzo pasado, le entregamos 1.143 folios debidamente certificados correspondientes a seis expedientes solicitados por el Ministerio Público, y no cuatro como lo señala la publicación.

También, con personeros del Ministerio Público, se realizó un recorrido por las fuentes primarias de información, para verificar y constatar la exactitud de la documentación suministrada y lo seguiremos haciendo, cada vez que así lo requieran los funcionarios del Poder Judicial, de la Defensoría de los Habitantes y de la CCSS, pues somos un hospital transparente.

Mortalidad. Es importante señalar que, en los últimos cuatro años, se operaron a 715 niños con una sobrevida del 88% y una mortalidad del 12%, lo que revela que no es cierto que hayan fallecido 100 pacientes como se señala en la citada publicación.

Más bien gracias a los esfuerzos realizados por el Hospital y a la creación de la Unidad Cardiaca, desde el 24 de mayo del 2011, hemos logrado reducir la mortalidad: en el último año este indicador bajó a un 7.3% y la sobrevida se elevó al 92.7%. En el 2013, se alcanzó el mayor volumen de intervenciones quirúrgicas cardiacas de toda la historia hospitalaria, pues se duplicó la cantidad de cirugías: mientras, en el 2010, se hicieron 166, en el 2013 se practicaron 220.

Tengo que explicar también que el 70% de estas intervenciones quirúrgicas han sido de gran complejidad técnica, en virtud de las condiciones de los pacientes y de las malformaciones congénitas que presentaban.

Como médico, como pediatra y como director de este hospital, debo reconocer que ahora se están salvando niños, que en el pasado engrosaban el Indice de Mortalidad Infantil de Costa Rica, el cual afortundamente y, gracias a este tipo de intervenciones, se ha venido reduciendo en el territorio nacional.

PUBLICIDAD

Medidas y datos. Las acciones puestas en marcha han sido múltiples:

Apertura de una unidad cardiaca con el objetivo de que la población infantil sometida a una intervención quirúrgica pueda recibir atención interdisciplinaria, centrada en el paciente en un área física exclusiva para este tipo de intervenciones.

Se ha incrementado la cantidad de profesionales.

Se ha mejorado el equipamiento y sobresale la incorporación de una nueva bomba de circulación extracorpórea.

Se adquirió un equipo para oximetría de perfusión cerebral donado por la Junta de Protección Social.

Se renovó la sala de cateterismo cardiaco y se adquirió un nuevo angiógrafo.

Se entrenaron nuevos profesionales en ciencias médicas.

Se reentrenó a los especialistas del centro médico.

Se está trabajando con indicadores internacionales de calidad y estamos en vías de ser incorporados en la base de datos de calidad de cirugía cardiaca por uno de los mejores hospitales de mundo, el Boston Children´s Hospital.

Alianzas estratégicas con Heart Trust de Nueva York.

Se están iniciando las gestiones para la adquisición de un equipo moderno para la asistencia hemodinámica y respiratoria de los pacientes, conocido como ECMO.

Creo que todavía tenemos mucho espacio para mejorar, pero me parece ingrato que se ponga en tela de duda y se esté sembrando incertidumbre en las familias, con publicaciones de datos desactualizados y que no sabemos de dónde provienen.

Debo ser enfático y categórico que el Hospital Nacional de Niños cuenta con un equipo humano que labora, con denuedo, para arrancar de los brazos de la muerte a cientos de niños.

Con orgullo debo decir que en el 2013, este centro médico alcanzó una tasa de mortalidad hospitalaria de 1,4%, la más baja en los 50 años de historia que tiene este centro médico.

Nos encantaría salvar al 100% de nuestros pequeños enfermos, pero desgraciadamente, como seres humanos, tenemos limitaciones y en ocasiones, existen malformaciones congénitas que son difíciles de corregir, como podría ser la ausencia de la mitad izquierda o derecha del corazón.

Quienes trabajamos en este hospital tenemos una linda misión: velar por la salud de la población pediátrica de todo Costa Rica y así lo estamos haciendo.

  • Comparta este artículo
Opinión

HNN abierto a despejar dudas de la Fiscalía

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota