Opinión

Geotermia en parques nacionales

Actualizado el 17 de junio de 2013 a las 12:00 am

a mayoría de fuentes se encuentran en parques nacionales y la legislación vigente impide actividades de este tipo en áreas protegidas, con lo cual se desaprovecha el recurso geotérmico

Opinión

Geotermia en parques nacionales

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La energía geotérmica puede obtenerse aprovechando el calor del interior de la Tierra; en alta entalpía se pueden obtener temperaturas superiores a 150 °C, que calientan las capas de agua profundas y permiten aprovechar la presión del vapor para mover las turbinas de generación, produciendo energía eléctrica.

Este tipo de energía es muy estable porque no depende de factores climáticos –su producción es constante durante casi todo el año–, contrario a otras fuentes de generación, como la hidroeléctrica, eólica y solar, que varían según la época del año o las horas del día, dada su dependencia de factores como la cantidad de agua en las cuencas, el régimen de vientos y la radiación disponible, respectivamente.

Además, la energía geotérmica es muy barata en comparación con la que se genera a partir de hidrocarburos. Otra de sus ventajas es que colabora con las metas del país en cuanto a carbono neutralidad, ya que es energía renovable.

Actualmente, en Costa Rica se están aprovechando cerca de 220 MW de generación eléctrica con fuente geotérmica; sin embargo, el potencial remanente de este tipo de energía se calcula en unos 600 MW. El problema radica en que la mayoría de fuentes se encuentran en parques nacionales y la legislación vigente impide actividades de este tipo en áreas protegidas, con lo cual se desaprovecha el recurso geotérmico.

En tanto, los consumidores demandamos cada vez más energía eléctrica. La demanda alcanza un crecimiento histórico cercano al 5% anual. Según estimaciones del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), en los próximos 10 años se necesitan unos $9000 millones para atender la demanda eléctrica. Si consideramos que los precios del petróleo tienden al alza, la única vía coherente para atender esta demanda consistiría en ofrecer a los consumidores precios competitivos con energías de tipo renovable.

En respuesta a este problema, en la corriente legislativa hay dos proyectos de ley presentados por la exdiputada Maureen Ballestero, que pretenden autorizar al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) para que desarrolle proyectos geotérmicos en las áreas de conservación Guanacaste y Arenal-Tempisque. En dichos proyectos se establece que el único ente autorizado para aprovechar este recurso sería el ICE, que podrá utilizar una parte de los terrenos de los parques nacionales Rincón de la Vieja y Tenorio, a fin de desarrollar sus proyectos de generación geotérmica y a cambio deberá compensar al área de conservación con un terreno igual o mejor en cuanto a extensión y presencia de ecosistemas. A su vez, el ICE dará al Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) y al área de conservación involucrada, al menos el 6% de los ingresos producto de la venta neta de electricidad generada por ese proyecto.

PUBLICIDAD

Estas iniciativas no solo buscan dotar al país de una energía más estable, limpia y de bajo costo, que atienda la creciente demanda eléctrica nacional, sino que también inyectarían recursos económicos al Sinac para el desarrollo de sus actividades en beneficio de la conservación del medio ambiente. La innovación tecnológica y la gran capacidad de los profesionales del ICE permiten que estos proyectos geotérmicos sean poco invasivos, utilizando extensiones de terreno pequeñas y con el menor impacto posible en el ecosistema intervenido. El ICE ha avanzado en la vía correcta, desarrollando proyectos que se encuentran fuera de los parques nacionales. Todavía quedan unos 250 MW por desarrollar en estas zonas y pasarán varios años en el diseño, construcción y puesta en operación de esos proyectos.

Pese a ello, debe darse la discusión abierta, transparente y sin fundamentalismos de estas iniciativas de ley, en procura del avance en el trámite legislativo, para aprovechar en un futuro la energía geotérmica existente en las áreas de conservación.

Los proyectos de este tipo requieren de largos periodos de gestación y puesta en marcha. No obstante, los consumidores demandamos energía robusta, de calidad y a precios asequibles cuanto antes. El país debe crecer y desarrollarse, por ende no puede dejar de planificar hoy sus necesidades del mañana que, por cierto, está a la vuelta de la esquina.

  • Comparta este artículo
Opinión

Geotermia en parques nacionales

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota