Opinión

Fundamentes, aire fresco que despierta la responsabilidad social

Actualizado el 14 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Fundamentes, aire fresco que despierta la responsabilidad social

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En los momentos turbulentos que vive nuestro país, cuando los acuerdos parecen distantes y el espejismo de los del sí y los del no parece la tónica de las negociaciones entre los gobernantes y los gobernados, surgen como aire fresco las experiencias, en este caso propia, que nos devuelven la esperanza de que si nos lo proponemos, se puede construir en lugar de destruir.

Esta experiencia personal es un proyecto de bien social en Pavas, ejecutado por la Fundación Mente Sana, más conocida por Fundamentes, con cuyos promotores tuve recientes encuentros de trabajo.

Fundamentes ha abierto un espacio para generar acciones integradas con otros actores de la sociedad costarricense: por un lado, la comunidad integrada en organizaciones locales, por otro, la empresa privada y el sector gubernamental, dirigidos por el Hospital Nacional Psiquiátrico, con el objetivo común de trabajar, con fines preventivos, en la atención de niños en alto riesgo psicosocial para abrirles oportunidades y esperanzas y, también, en procura de reinsertar en la sociedad a una población marginada, que son los pacientes del Hospital Psiquiátrico capaces de incorporarse a la fuerza laboral del país.

En el Programa de prevención para niños y adolescentes en alto riesgo psicosocial en Pavas hay alrededor de 200 niños que cuentan con el apoyo del Hospital Nacional Psiquiátrico, el Ministerio de Educación (MEP), las empresas privadas conscientes de su responsabilidad social y la comunidad organizada, todos trabajando con un objetivo común.

Esa unidad fortalece y recupera el verdadero sentir costarricense de solidaridad y trabajo en equipo. Cada participante contribuye con sus fortalezas, sin celos ni ánimo de destacar, sino de buscar resultados conjuntos.

Cabe recalcar que este esfuerzo es de prevención, no de represión, con todas sus consecuencias para la sociedad y el individuo.

No nos conformemos. Los acuerdos orientados hacia el bien común son posibles. Este ejemplo lo demuestra: las instituciones del Estado, en conjunto con la sociedad civil organizada y la empresa privada, pueden construir nuestra sociedad a partir de la responsabilidad ante los que menos tienen, y sobre todo ante los niños que aspiran a un futuro de oportunidades.

La labor de Fundamentes es producto de ideales, pero sobre todo del trabajo de personas que han sido capaces de interpretar las necesidades de niños y jóvenes en altísimo riesgo psicosocial, todo junto a una gran voluntad de los beneficiarios de ser mejores.

PUBLICIDAD

Este esquema no es nuevo, sino que rescata el verdadero ser costarricense, solidario y emprendedor. Comprueba que en este empacho de globalización hay que redescubrir nuevas formas de cooperación, basadas en los valores patrios que han hecho de Costa Rica un país especial. Este ejemplo no es único, hay otros más. Apoyémoslos.

  • Comparta este artículo
Opinión

Fundamentes, aire fresco que despierta la responsabilidad social

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota